miércoles, 13 de enero de 2016

Reflexión sobre los despidos del PRO

Voy a tratar de ser conciso. 
Primero vamos a datos incontrastables, es decir, la realidad "real".
Desocupación argentina, año 2003, presidencia de Néstor Kirchner: 17.3
Desocupación argentina, año 2015, presidencia de Cristina Kirchner: 6.6
Disminución de 11 puntos porcentuales. ¿Fue magia? No, ya lo dijo CFK.

Entonces, cómo es que ahora, dicen, sobran empleados públicos por que son "ñoquis".

El argumento sería, que tal disminución en la tasa es ficticio, porque el 'kirchnerismo' -clientelismo mediante- incorporó gente al Estado al sólo efecto de bajar la desocupación.

Acá viene el nudo de la cuestión. Las políticas anticíclicas y keinesianas desarrolladas bajo la 'dicatura K' desarrollaron programas nacionales, diseñados por el Estado Nacional y ejecutadas por estados provinciales y municipales que, entre otros, creo obra pública. ¿para qué creo esos programas? Para fomentar la INCLUSION LABORAL. En algunos programas incluso, se le permitió a gente que había quedado afuera del mercado laboral privado por edad, incorporarse a esas tareas.

Qué cosas inclusivas creo el kirchnerismo. Sólo algunos ejemplos: 
PROGRAMA AGUA+TRABAJO
PROGRAMA CENTROS INTEGRADORES COMUNITARIOS
PROGRAMA INGRESO SOCIAL CON TRABAJO
PROGRAMA MEJOR VIVIR
PROGRAMA ARGENTINA TRABAJA

En todos esos programas, mediante la creación de Cooperativas de Trabajo, conformadas por desocupados y acompañadas en su creación por los municipios, ong's, caritas y otros credos, aportaron con su intermediación la mano de obra para la ejecución de los programas.

Los municipios que adhirieron a esos programas que se desarrollarían en sus territorios, debieron a su vez, crear ámbitos administrativos y técnicos para llevar adelante la concreción de las metas que esos programas establecían y que por los convenios firmados debían ser rendidos ante la nación. Eso ocasionó, que cada municipio debiera adaptarse a una nueva realidad inclusiva.

Por caso, La Matanza llegó a tener que administrar por los distintos convenios con el gobierno nacional, a través de los ministerios de planificación y de desarrollo social, a unos 20 mil cooperativistas.

¿Cómo lo hizo? Creando dependencias municipales acordes a la necesidad que los programas requerían. Para eso, tuvo que incorporar personal, sea éste temporario, contratado o bajo otra modalidad. ¿Qué se incorporó? administrativos, arquitectos, técnicos, asistentes sociales, etc, etc.

Eso fue el kirchnerismo. Fue: INCLUSION.

Ahora, viene el PRO, vino el cambio.

Entonces, los tipos, lo primero que hacen es cerrar programas. Si cerras programas, los cooperativistas -caso cooperativistas que trabajaban en la ex ESMA- se quedan en la calle. 

A consecuencia de ello, los ámbitos o áreas creadas por los municipios para atender y llevar adelante la concreción de esos programas, se encuentran  en situación más que preocupante, pues ¿cuál es entonces el fin de su ocupación?

La realidad que no te dicen es que es el PRO quién convierte en ñoquis a una infinidad de empleados municipales que vienen laburando desde hace más de diez años como estructura municipal para llevar adelante los programas nacionales de inclusión.

Conclusión: cierro programas, creo ñoquis. 

ESA ES LA PURA VERDAD DE LA MILANGA AMIGOS!!


3 comentarios:

Laura Gatti dijo...

simplemente GRACIAS por ayudarme a pensar.

GrouchoMarx dijo...

Muy bueno.
Va difusión por twitter. Saludos

Marta dijo...

Excelente. Clarito pa'que se entienda