martes, 29 de diciembre de 2015

Como se puede hacer mucho daño en sólo 19 días - Gestión PRO

"Los números son alarmantes. Quienes conocen el organigrama de la provincia hablan de 6.500 cargos críticos, que Vidal y su círculo de confianza están lejísimos de cubrir."

Resumiendo, cuando decíamos que ésta gente no estaba en condiciones de asumir la conducción nacional y de la provincia de Buenos Aires, no lo decíamos sólo por "contreras".
Lo decíamos desde el conocimiento que tenemos muchos de la cantidad de gente que se necesita para llevar adelante semejante gestión. El PRO es un partido vecinal, que tuvo que triangular sus pocos cuadros entre tres distritos, por eso la convocatoria a la ceocracia, que además viene de la mano de devolución de favores.
La recurrencia a los DNU y la arbitrariedad en sus considerandos, deja a las claras, el desconocimiento supino de las leyes más elementales de la República.
Las declaraciones de emergencia, son el verso para el vulgo, para hacer ver que se ocupan del tema, Sanata y sarasa. La declaración de emergencia es el atajo al "curro". La "emergencia" habilita contrataciones directas, salteando compulsas de precios o licitaciones, habilita decisiones administrativas que no se podrían tomar en condiciones normales.
Resulta ahora, que se declara una emergencia eléctrica, cuando en realidad, recurriendo a las nuevas manifestaciones idiomaticas del PRO, se trata "rescate de las empresas prestadoras domiciliarias". Hasta el propio Mtro. reconoció que el problema no era de producción de electricidad, sino de la distribución.
Durante la dictadura K, estas empresas trataron infructuosamente de torcerle el brazo al gobierno, pero -diría Clarín- el gobierno, cuando se producía los cortes intimaba a las prestadoras con mayúsculas multas a reanudar el servicio, ¿entendes? y que pasaba, el servicio volvía, porque, electricidad no faltaba. Lo que faltaba era la inversión de ellos.
Por eso ahora, con la emergencia, no sólo te suben las tarifas que no pudieron subir bajo la dictadura, sino que el propio Estado, o sea todos nosotros,a vamos a ir en socorro de la no inversión de los tipos éstos.
Es de cajón neoliberal: socialicemos los gastos, pero no los ingresos, eso quedará siempre para ellos.
Querés más, el tipo que nombro la gobernadora Vidal al frente del SPB, ¿Sabés quién es?. Averigua macho, para que después no digas "yo no sabía". Se llama Fernando Díaz.


Este es sólo uno de los casos de los muchos que están sucediendo en la provincia. Por ejemplo, sabías que hay personas que aceptaron cargos y que ya los dejaron, ya sé, no, no lo sabes por que no hay información, por que no quieren que te enteres. Te cuento un sólo caso:

La gobernadora choca una y otra vez con ese problema cuando ofrece cargos, incluso entre funcionarios de su círculo íntimo que prefirieron quedarse en la Ciudad o recalar en posiciones incluso menores en la Ciudad o la Nación. 
No digas que no lo sabías...

1 comentario:

El hijo de Arrostito dijo...

Ay, qué será de ti, Hada Buena? Acaso sólo el Príncipe Christian correrá por tí.
Eso sí, si volvés a Morón, avisale a la Princesa Plebeya Natalín, no sea que la agarres con las manos en el Pelado (Ramiro).