miércoles, 6 de agosto de 2014

Ante el caso Carlotto, las cloacas derbordan

Ayer, muchisimos periodistas manifestaron que "ante noticias como estas -por la recuperación de la identidad de Guido- hay que dejar de lado las posiciones políticas" y otros tantos expresaron "nadie puede no estar alegre por esta noticia".

La Argentina, y eso que ya han pasado más de 30 años desde la recuperación democrática, ha sabido crecer y superar terribles acontecimientos, la lucha por la verdad, justicia y memoria, jamás se permitió un acto de violencia, sin embargo, y aunque se sabe muy bien que son una cloaca, lamentablemente tenemos que convivir con un sector de nuestra sociedad que destila odio, resentimiento y asco.

Ayer, entre tantas notas publicadas por La Nación en su portal de internet sobre el tema Carlotto, en una sola se permitían comentarios -ya no esta on line- y se podía leer a los foristas habituales con comentarios de una virulencia y ataque despidado, razón por la cual, tuvieron un rapto de lucides y sacaron la nota del home. Sin embargo, hay otros que no tiene ningun empacho en seguir fomentando el odio.

Este escriba considera que no hay que menospreciar por ser cloacas mediáticas a ciertos sitios, todo lo contrario, creo que debemos estar siempre atentos, por que la memoria debe ser una obligación de cada uno de nosotros, hay que tenermos en cuenta, aunque jamás podamos revertir la concepción ideológica de ese sector social.

Es una pena, ellos se lo pierden.


Tomado de la página de Oscar Cuervo: http://tallerlaotra.blogspot.com.ar




3 comentarios:

Marcelo Fassanelli dijo...

Bueno, este es el lado del odio, del resentimiento, de la locura y de la más absoluta intolerancia; más allá que no le doy importancia a los comentarios dejadosa por seudónimos, este que escribe es un verdadero hijo de puta...

Carlos Balmaceda dijo...

¿Qué es politizar el tema?
Se supone que existiría un modo de congelar los hechos históricos, de no interpretarlos, de no apropiarse de ellos, de poner un muro entre nosotros y ellos, de no contaminarlos. Espectadores neutros, observadores asépticos, munidos de microscopio y guantes, después de 40 años los miraríamos y simplemente los hechos hablarían solos. O sino, habría que pasteurizarlos hasta que los hechos sean noticias de "hondo contenido humano". De ese modo, suponen, los hechos estarían protegidos de la voracidad de los Kirchner, que los "usaron en su favor". El coro va de Lanata a Sarlo, de Reato al Tata Yofre.
El pasado es una arcilla que no termina de fraguar con la que seguimos modelando el presente y el futuro. Siempre es así, es inevitable. Lo que les duele es que esa arcilla esté en nuestras manos.

Anónimo dijo...

Lo que duele, es que los kakistas, se crean que TODA la Republica, cual arcilla, esté en sus manos !
Si hubiesen sido 'exitosos', la Republica estaria en mucho mejor situacion ! Es imperdonable, que digan que esta bien ! Que esta mejor que cuando...! Es una verdadera Verguenza Nacional, que una demostradamente inkapaz mental, esté queriendo llevar a la Pobre Republica, mucho mas para el hundimiento, de lo que ya ella misma, llevó ! El hecho del nieto, es solo una oportunidad para constatar la cara-dura del totalitarismo reinante !
La Ciudadania Verdadera, debe asumir el papel de verdadero dueño de la Republica y destituir por total inkapacidad, a la que nos llena de verguenza junto con su banda ! Continua a redoblar las apuestas del fanfarronismo, tipico de caudillismo ! Y el gran Pueblo..., paga !