lunes, 30 de junio de 2014

¿No será mucho, Perez Tamayo?

A raíz de la nota publicada en el diario La Nación del día de la fecha, en la que se publica información errónea, Aerolíneas Argentinas aclaró:

El ex comandante Jorge Pérez Tamayo realizó su último vuelo como piloto profesional de Aerolíneas Argentinas, en noviembre de 2013, y su despedida fue difundida, entre otros medios, por el propio diario La Nación. en la edición del día jueves 21-11-13 . Allí se relató el vuelo rasante sobre el aeroparque metropolitano y los carteles de “bienvenidos al último vuelo del Comandante Jorge –Pajita- Pérez Tamayo” con que llenó el interior del avión Airbus A-340.

Pérez Tamayo hace meses que debería haberse acogido a los beneficios de la jubilación como lo hacen indefectiblemente todos los pilotos comerciales que cumplen los 65 años, fue intimado por la empresa en tiempo y forma, pero pretende seguir cobrando el sueldo de noventa y siete mil pesos ($ 97.000.-) sin siquiera presentarse en la empresa, alegando que por tener un cargo en la CATT (Confederación General de Trabajadores del Transporte) tendría derecho a cobrar sin trabajar.

Aerolíneas Argentinas respeta la legislación vigente, reconoce el fuero gremial invocado y el derecho a una licencia sin goce de sueldo como establece la Ley Sindical (23.551, art. 48), ello incluso a pesar de que Perez Tamayo perdió las elecciones en su sindicato y no representa más a los pilotos. Pero de ninguna manera está dispuesta a avalar el pago de elevadas sumas de dinero a alguien que no trabaja. La percepción de haberes por parte de Perez Tamayo configuraría un claro "enriquecimiento sin causa" violatorio del art. 1184 del Código Civil, ello fue invocado en la presentación judicial.

Por ello, respetuosa de la legislación y por las particularidades de esta situación, Aerolíneas llevó el caso a la justicia, para que sea ésta quien determine la situación real del ex piloto, y mientras tanto, mensualmente consigna los haberes en sede judicial, hasta que la justicia se pronuncie sobre la procedencia o improcedencia del cobro de esas sumas.

En definitiva, será la Justicia quien determine si el ex comandante Jorge Pérez Tamayo, que no vuela profesionalmente desde noviembre del año pasado, debe seguir cobrando casi 100 mil pesos mensuales por no trabajar y sin cumplir ninguna función dentro de la empresa. En lo que respecta al ex piloto, Pérez Tamayo considera justo y obligatorio que la línea aérea de todos los argentinos le siga pagando su elevado salario aún sin ejercer su función y habiendo entrando en las condiciones que estable el régimen jubilatorio.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es objetable que cobre un sueldo si ya está en condiciones de jubilarse. Pero la gente de AA o su servicio jurídico o el propio presidente que es abogado laboralista debió saber que las personas que detentan cargos gremiales deben ser previamente desaforadas (sacarle los fueros sindicales) para poder intimarla a que se jubile. Seguramente es el caso. Ahora bien, si yo soy PT me bajo y listo. Pero el dinero es el dinero.