martes, 4 de febrero de 2014

El dolar y la evasión



Ambas facturas pertenecen a dos compras en la costa. Ambas son del talonario uno, la de la izquierda es la 10800 y la de la derecha la 21026.

Usted se preguntara ¿y?. Ahí vamos, la de la izquierda tiene como inicio de actividades el año 2000, o sea que emitió en 14 años, 771 facturas, lo que nos da unas 64 ventas por mes: 2 ventas por día.

La de la derecha, inició sus actividades en 1989, es decir, hace 25 años. Vamos al grano: 70 ventas por mes. 2 ventas por dia.

Dos verdaderos magos que con dos ventas diarias mantienen sus respectivos negocios.

Se sigue preguntando ¿a qué viene ésto?, a lo que nadie dice cuando se habla del dolar y la clase media que se desespera por amarrocar en esa moneda cuándo se regula el mercado, o para mejor decir, cuando se deben cumplir requisitos impositivos para poder comprarlos: la evasión consuetudinaria del argentino medio. Ganan siempre más de lo que declaran o facturan, por eso, necesariamente se vuelcan al mercado negro de la compra de divisas, porque, convengamos, quedo demostrado que hasta el año pasado la peor inversión fue el dolar comparado con otras inversiones que se podían hacer, claro, si estabas en regla impositivamente.

El problema del dolar es la evasión!

2 comentarios:

lucas carrasco dijo...

No lo había pensado. Es un buen argumento. Teniendo en cuenta que la fuga al dolar es por la inflación, con más razón, con guita en negro, de la evasión, la plata quema. Les quema.

Anónimo dijo...

Che negro, no comenta nadies.
Me pa que nos quedamos solos.