lunes, 9 de diciembre de 2013

Además de policias de paro, hay otros que pueden provocar un lío bárbaro

Muchos análisis, muchas conjeturas acerca de los robos que se vienen sucediendo. Justificaciones por un lado, estigmatizaciones por otro. Las policias provinciales, en sedición, extorsionan a los gobiernos democráticos y dejan al pueblo a la buena de Dios.

Esta mañana, el Chino Navarro conversaba con el Gato Sylvestre en radio Del Plata y le reconociá que en las barriadas del conurbano se notaba mucha preocupación y miedo.

Más allá de toda esta cuestión, hay un tema que no se transmite en los medios y que podría provocar un estallido serio, muy serio y que seguramente se relacionaría con esta ola de robos y es la desidia e inacción de las compañias prestadoras del servicio de luz eléctrica.

En La Matanza, en la zona de Laferrere y Casanova  -por citar un ejemplo-, en las inmediaciones de la Avenida Carlos Casares, desde la Ruta 3 hasta la Ruta 21, después de la tormenta del lunes pasado, se corto la energía eléctrica. Paso una semana, y Edenor aún no pudo devolver el suministro a esa zona. Un paquete de velas que salía $6, ahora se está vendiendo a $20; los comerciantes -la mayoría pequeños almacenes de barrio- han perdido toda su mercadería. Todo esto, justo en la semana que más calor sufrimos y, por ahora, la gente aún no estalló.

Una chispa nomás y nadie puede aventurar en que terminará. A qué voy con ésto? a que no sólo depende de la inacción policial que haya gente que aproveche situaciones, las empresas privadas -que han hecho negocios pingues durante más de una década- también pueden provocar un estallido.

Siete días sin luz en barrios de Laferrere y Casanova. Ustedes no tienen ni idea como está esa gente.

No hay comentarios: