martes, 5 de noviembre de 2013

Moreau y Massa ¿en contra de Clarín?

La agencia de noticias bonaerense Nova, analiza el pase de Ricardo Jano de la UCR al FR y habla del enojo de Clarín con Massa. Para pensar. 

El salto no sorprendió más a los radicales que a los “profesionales” de la política. Todavía puede verse a algunos hombres de Alem dolidos con la incorporación de Ricardo Jano al Frente Renovador de Sergio Massa. Nada fuera de lo común, sobre todo viniendo de un “rosquero” de antaño como el hombre de Lobería. Pero hay una trama secreta que alcanza al entuerto entre el Gobierno y el Grupo Clarín por la Ley de Medios, con el propio Massa en el centro del ring.

Jano siempre fue un correligionario que respondió a Leopoldo Moreau, hoy parado muy cerca del kirchnerismo.  


Según lo que se dice en los mentideros políticos porteños, Moreau sería parte societaria del grupo Vila-Manzano, propietario de América TV junto a Francisco De Narváez.

El conglomerado de medios que conforman Daniel Vila y el ex menemista José Luis Manzano ha tenido y aún mantiene una aceitada relación con el gobierno kirchnerista; de hecho, pese a las primeras declaraciones en el debate de 2009, ambos apoyaron la Ley de Medios. Su objetivo es eliminar de la competencia al poderoso Grupo Clarín.

Desde las sombras de esta sociedad, Moreau se convirtió en defensor acérrimo del gobierno K desde la tradición alfonsinista. La semana pasada, de hecho, pudo vérselo en la Casa Rosada junto a los funcionarios nacionales por el 30° aniversario de la recuperación democrática.

En virtud de los últimos movimientos, en Clarín comenzaron a tejerse algunas sospechas sobre Sergio Massa. En las filas del multimedios lo tildan de “tibio” por no defender al Grupo luego del fallo de la Corte Suprema, sobre todo si lo comparan con Elisa Carrió, Pino Solanas o Mauricio Macri, verdaderos quijotes de la causa clarinista. Ese es el malestar del CEO Héctor Magnetto y su sobrino y heredero Pablo Cassey.

De acuerdo a lo que pudo saber este portal de fuentes radicales, Magnetto cree que Massa tiene un acuerdo con Vila-Manzano para favorecer al Grupo Uno. Según esa lectura, el salto de Ricardo Jano de la UCR al Frente Renovador sería una movida orquestada desde ese grupo de medios, con la complicidad de Moreau, para potenciar el armado de diputados massistas en la Legislatura provincial.

Como sea, el pase fue interpretado en el Grupo Clarín como un “desaire” de Massa, a quien veían como “la kriptonita de la era K”. Como se ve, y como dijo el propio Jano para justificar su decisión, el fanatismo queda sólo para Boca.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es parte de una operacion contra Moreau. El radicalismo estan tan postrado que al Clarin le basta comprar tres o cuatro esclavos: Aguad, la Guidici, Sanz, y Morales, y Stolbizer como personal por horas. Moreau es el unico que por preparacion y por ideologia tiene chances de reflotar el partido en su tradicion democratica. No hay que sorprenderse que empiezen a tirar verdura que arroje sospechas sobre lo que dice a favor de la democracia. Tipico de Duran Barba.

Anónimo dijo...

Mmm... Todo puede darse. Sería ingenuo pensar que el resto de las empresas no esperan ganar algo en estos momentos. A diferencia de Clarín, que utiliza a los políticos y gobiernos a su favor, otras empresas poseen relaciones de dinero/amistad/conveniencias con distintas figuras del ámbito político.

Todo esto se verá con el tiempo (o no se verá hasta pasado un largo tiempo, según sea).

Sin embargo, acuerdo un poco con el comentarista anterior. Moreau viene siendo una voz razonable. No diría que defiende al kirchnerismo, más bien que rescata una forma de hacer política con criterios distintos a los usuales hoy en la oposición, que se encierra en negar todo o encontrar siempre un pelo en la sopa. El alfonsinismo, con todos sus defectos, tuvo una mirada política (en algunos aspectos incluso ideológica)de contactos importantes con lo que hoy es el kirchnerismo. Alfonsín padre no hubiera incurrido en el lamentable episodio de Alfonsín hijo aliado con De Narváez, por dar un ejemplo.

Saludos.
Esther

Tilo, 72 años dijo...

Comparto la opinión del Anónimo 09:50.

"Leopoldo Moreau, hoy parado muy cerca del kirchnerismo." ó " ...Moreau se convirtió en defensor acérrimo del gobierno K desde la tradición alfonsinista." son cuentas del mismo collar de falluterías.

La movida de los supremos al hacer público su dictámen sobre la constitucionalidad de la LSCA le escamoteó el glamour al triunfo +ista en la PBA, quizá algo parecido a "una de cal y otra de arena". Pero el ridículo de los veteranos periodistas independientes lloriqueando ante la CIDH y la publicidad del hallazgo de la documentación de la última dictadura hacen un ruido que no es, precisamente, el del tan blablableado "fin del ciclo K".

Saludos