martes, 16 de julio de 2013

Verónica Magario. La "YA" diputada nacional. Conocela.

Replico el reportaje de ayer de Miguel Jorquera en Página12:


Verónica Magario fue una de las sorpresas en el armado de la lista del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires: irá tercera en la boleta bonaerense de candidatos a diputados nacionales. Magario es una técnica química que comenzó varias carreras universitarias pero no terminó ninguna, apenas supera “las cuatro décadas” –desliza– y preside el Concejo Deliberante del decisivo Municipio de La Matanza, a donde llegó a la militancia y a la gestión de la mano de Alberto Balestrini. Lleva un apellido con historia en el peronismo: su padre, Raúl Magario, fue miembro de la conducción de Montoneros en los ’70. “Seguramente si hubiéramos compartido aquellos tiempos habríamos tenido diferencias”, dice sobre su padre. Enseguida explica que su incorporación a la política fue tras el regreso a la democracia luego del exilio en el que pasó su infancia y primera adolescencia. Ya como candidata, se encolumna con el “proyecto nacional”, defiende la candidatura testimonial del intendente Fernando Espinoza que “plebiscita su gestión” y afirma que “es necesario dar el debate sobre la reforma constitucional”, más allá la reelección.

“No me sorprendió porque creemos que es un lugar para La Matanza, para nuestro distrito y nos pone muy orgullosos poder acompañar este proyecto nacional desde este nuevo lugar”, afirma Magario sobre su candidatura. Como directora de Desarrollo Social de La Matanza atravesó la crisis de 2001, implementó en el municipio los Planes Jefas y Jefes de Hogar y puso en marcha programas para “contener en los barrios y devolver a la escuela” a los jóvenes que no trabajan ni estudian. Hoy afirma que la Asignación Universal por Hijo llega a unos 90 mil niños matanceros de unas 25 mil familias, que el municipio colabora en ayuda social con subsidios a unos 2500 emprendimientos productivos que abarcan a unas 15 mil personas.

–¿Qué opina sobre la frase de Hugo Moyano, que definió a los planes Trabajar como “descansar”?

–Todas las formas de generar trabajo y conocimiento son parte de un proceso hacia el trabajo genuino para todos. Pero también aquel que comienza y que genera su propia Pyme con esfuerzo y aprendizaje, acompañado por el Estado en su momento, en empresas con formas distintas de organización del trabajo, multifamiliares o cooperativas sin patrones, son tan válidas como las otras y no hay que menoscabarlas.

–Usted también trabajó en la descentralización administrativa del municipio, que tiene un territorio extenso y 1,8 millón de habitantes. ¿Considera que La Matanza se tiene que dividir?

–Las ciudades no sobrevivirían solas si fueran divididas. Hemos regionalizado una serie de tareas, de producción, donde unos sostienen a otros. Nuestra experiencia de descentralización en siete regiones estuvo fundamentada en tres cuestiones importantes: la participación ciudadana y de los representantes de la comunidad para planificar las necesidades del distrito, y de ahí generamos un presupuesto participativo, donde la gente vota su presupuesto y definen las prioridades y las inversiones.

–¿Cuánto influyó la militancia paterna en su incorporación a la política?

–Nací en una familia de militantes, mi vida pasó por ahí. Viví el exilio, soy hija del exilio, donde mi niñez y mi primera adolescencia la pasé en otro país. Sin duda, lo que me dejaron mis padres fue el compromiso por el otro, así como sin duda hubiéramos tenido serias diferencias y una mirada distinta si hubiéramos tenido la misma edad en aquellas épocas. Pero también, otra diferencia es que yo me incorporé a la política ya con el regreso de la democracia y trabajando en la gestión municipal.

–Las candidaturas testimoniales no han sido una buena experiencia para el kirchnerismo, sin embargo el intendente Fernando Espinoza y la esposa de Alberto Balestrini encabezan la boleta de concejales.

–Fernando ha decidido poner en plebiscito su gestión, decirle a su pueblo acá estoy y si quiere que continúe. El está acompañando este proyecto nacional y de esta manera está dando su apoyo. María del Carmen (Cardo de Balestrini) es una gran trabajadora, va a ser concejal y desde la enfermedad de Alberto ha venido trabajando mucho en el área de desarrollo social. Necesitábamos su acompañamiento y además es un reconocimiento a su tarea.

–¿Cuáles serían los principales proyectos que llevaría al Congreso?

–Como distrito queremos llevar la experiencia de los presupuestos participativos y planificación de políticas públicas junto a la comunidad. Otro es recuperar la cultura de la historia más cercana con el lugar donde vivimos, que tiene raíces y orígenes que muchas veces desconocemos y queremos trabajarlo en el ámbito de la educación para que los chicos, además de darles algo que los haga pertenecer, los aúne más allá de la familia: el vecino, el amigo, el compañero de escuela. En lo personal me interesan los temas de género, especialmente en lo laboral.

–¿Está de acuerdo con reformar la Constitución?

–Me parece que es muy importante dar este debate con la sociedad, más allá de la reelección presidencial. Hoy no es posible la re-reelección, aunque esto también lo tiene que decidir la ciudadanía. En esa reforma tendríamos que trabajar mucho el tema de la Justicia, que sea más cercana a la resolución de los problemas de la gente. Hay que federalizar un poco más la reforma política e incorporar el reconocimiento de derechos individuales.

No hay comentarios: