martes, 30 de julio de 2013

Contrapunto de poesías. De la puna a la city

Se lo robe a Indec que trabaja. Del: 

 



Mi respuesta al pibito Colla: No te rías de un porteño.

No te rías de un porteño que se toma el Subte,
que dejó su Wi-fi, sus tatuajes feos y su Ipod nuevo
no te rías de un porteño, si lo ves pasado,
si lo ves canchero, si se tomó un Rivo.

No te rías de un porteño, si al cruzar la calle
lo ves putearse con un tachero,
virulencia de tano, argumento gallego
porque cruzó en rojo, el flor de pajero.

No sobres al porteño, si un día de sol
lo ves abrigado con saco de pana, transpirando entero;
ten presente, amigo, que en el último piso de un torre, hace mucho frío
y que el aire, de colgado, lo dejó prendido.

No te rías de un porteño, si lo ves comiendo
Una bondiola seca con chimi vencido
en la costanera, sobre una vereda, o cerca del río;
Y su capucchino, con sabor a nada, que compró en Palermo.

El se va a terapia a matar sus miedos,
a tapar sus mambos, a curar sus líos
y es tan precavido, que adentro de un taper
se llevó una tarta, que compró en el Chino.

No te rías de un porteño que está en Recoleta
allá en Plaza Francia, paseando a su perro
ten presente, amigo, que él será el primero en subir un flyer
cuando alguien se atreva a violar la Patria.

No te burles de un porteño que carga la SUBE
En el Microcentro, volviendo a su casa.
te invita una cena, te ofrece un asado
y te prende el fuego, con diarios y nafta.

No te rías de un porteño que está hiper-lookeado
con boina y polera, campera de cuero
hablando de todo, entendiendo de nada
y así sobrevive, flasheando europeo.

Patria o Suerte.
VENCEREMOS.

No hay comentarios: