miércoles, 12 de junio de 2013

¿Cuándo pasó esto?

Desde chicos y desde el tiempo de los tiempos, hemos aprendido que nuestro país, esta compuesto en su organización institucional por tres poderes: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

Cuándo pasó -que no me enteré- que esa organización se cambió? En qué momento y quiénes decidieron que el Poder Judicial reemplace o lo que es peor -vista las últimas deicisones- elimine lo votado por  Poder Legislativo?

No recuerdo que en los peores momentos de éstos últimos 30 años de democracia, los jueces hayan decretado inconstitucionalidades con tanta prontitud y ligereza cuando, por caso, se decidiera la confiscación de los depositos bancarios o cuando se les redujo el 13% a los haberes de los jubilados y empleados del Estado.

Veremos como sigue la República con dos poderes y si alguna voz legislativa, no oficialista, se siente menoscabada en su labor y responsabilidad y se digna a pararse de manos ante quienes se arrogan un supra poder, porque, convengamos algo, las últimas decisiones tribunalicias van en contra del Poder Legislativo todo. Acá se está afectando la independencia de un poder del estado conformado por oficialistas y opositores.


3 comentarios:

Daniel dijo...

Es así, por eso la Unión Democrática cierra fila con ellos y ya les importa un corno si un juez arreglado con la cana deja suelto a algún mandadero, sea éste asesino o violador.
Total, pase lo que pase, la culpa de todo la tiene la yegua.

Anónimo dijo...

Siempre a sido así.
Ahora solo están expuestos de como es que funciona.
Una afirmación que hemos escuchado, desde niños, es:
lo que falla es la justicia.
Ya más grandes, esa afirmación, también sensación, la
experimentamos en carne propia. Pero no teníamos pruebas.
Los vericuetos del poder en todas sus expresiones son insondables
para los que no están adentro.
Estamos viviendo un momento histórico en donde los que ejercen
el poder político no están dejando mirar por la ventana o quizás
exagero y solo es el hueco de la cerradura. Lo cierto es que lo que
vemos nos sorprende.
Los que por esto están indignados es porque pierden el privilegio
de operar y estar ocultos. La parte del pueblo que también se indigna
es porque aún no entienden y tienen miedo de ser irreverentes.
Al poder judicial ser responsables ante el pueblo, administrar justicia
con el pueblo dentro y gestionar sin genuflexión al poder económico
les desarma su organización aristocrática.

Carlos G. dijo...

Aunque no es estrictamente el mismo tema del que se habla en el post, cuyo punto de vista comparto, a mí me llama mucho la atención que no haya habido ninguna intervención judicial ni denuncia ni pedido de medida cautelar, con el tema de la forma en que la AFIP autoriza, o no, la compra de moneda extranjera para los que viajan al exterior.
No sólo incumple el carácter esencial de cualquier normativa o ley que es el de ser de conocimiento público, sino que además su instrumentación te obliga a comprar los pasajes y esperar hasta la última semana antes de viajar para poder hacer el trámite via internet y enterarte de la resolución.
Pareciera diseñado por un enemigo del gobierno.