miércoles, 15 de mayo de 2013

La CABA al mando de Macri es el nuevo estado separatista

Visto el DNU del alcalde porteño, les propongo un juego histórico. Unitarios y Federales. Es un juego, pero...

 
LA MASACRE DEL PUEBLO
 

Fuerte de Bs.As. 1961
La trompetería oligárquica anuncia la gran victoria, aunque Mitre no puede mover a los suyos de la estancia de Palacios porque no tiene caballada. Sarmiento, desde Buenos Aires, le escribe el 20 de septiembre: “No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre es lo único que tienen de seres humanos” (Archivo Mitre, tomo IX, pág. 363). Para Urquiza quiere medidas radicales “o Southampton o la horca”. En Southampton pasaba su ancianidad, pobre pero jamás amargado, Juan Manuel de Rosas.

Ni uno ni otro. Urquiza no será un prófugo. Quedará en Entre Ríos y no perderá ni el gobierno de esa provincia ni una sola de sus muchas vacas. Derqui, Pedenera, Saa, el Chacho Peñaloza, Virasoro, Juan Pablo López esperan que vuelva Urquiza de Entre Ríos y en una sola carga desbarate las atemorizadas tropas mitristas. Por toda la República, de Rosario al Norte, vibra el grito ¡Viva Urquiza! en desafío a los oligarcas: todos llevan al pecho la roja divisa federal con el dístico “Defendemos la ley federal jurada. Son traidores quienes la combaten”. Urquiza tiene trece provincias consigo y un partido que es todo, o casi todo, en la República. Se lo espera con impaciencia. Derqui suponiendo que es el obstáculo para el regreso del general, opta por eliminarse de la escena y en un buque inglés se va silenciosamente a Montevideo, renunciando la presidencia. Lo reemplaza Pedernera, que tiene toda la confianza de Urquiza. Pero Urquiza no viene.

Entonces las divisiones mitristas a las órdenes de Sandes, Iseas Irrazabal Flores, Paunero, Arredondo (todos jefes extranjeros) entran implacables en el interior a cumplir el consejo de Sarmiento. Hombre encontrado con la divisa federal es degollado; si no lo llevan es mandado a un cantón de fronteras a pelear con los indios. No importa que tenga hijos y mujer. Es gaucho, y debe ser eliminado del mapa político. Todo el país debe “civilizarse”.

Venancio Flores, antiguo presidente uruguayo, a las órdenes de los porteños, sorprende en Cañada de Gómez el 22 de noviembre al grueso del ejército federal que sigue esperando órdenes de Urquiza. Ahí están sin saber a quién obedecer, ni qué hacer. Flores pasa tranquilamente a degüello a la mayoría e incorpora a los otros a sus filas. Nuestras guerras civiles no se habían distinguido por su lenidad precisamente, pero ahora se colma la medida. Hasta Gelly y Obes, ministro de Guerra de Mitre, se estremece con la hecatombe: “El suceso de la Cañada de Gómez –informa– es uno de los hechos de armas que aterrorizan al vencedor... Este suceso es la segunda edición de Villamayor, corregida y aumentada”. (En Villamayor, Mitre había hecho fusilar al coronel Gerónimo Costa y sus compañeros por el solo delito de ser federales).

Esa limpieza de criollo que hace el ejército de la Libertad entre 1861 y 1862 es la página más negra de nuestra historia, no por desconocida menos real. Debe ponerse el país “a un mismo color” eliminando a los federales. Como los incorporados por Flores desertan en la primera ocasión, en adelante no habrá más incorporaciones: degüellos, nada más que degüellos. No los hace Mitre, que no se ensucia las manos con esas cosas; tampoco Paunero ni Arredondo. Serán Flores, Sandes, Irrazabal, todos extranjeros. Y los ejecutores materiales tampoco son criollos: se buscan mafiosos traídos de Sicilia: “En la matanza de la Cañada de Gómez –escribe José María Roxas y Patrón a Juan Manuel de Rosas-, los italianos hicieron despertar en la otra vida a muchos que, cansados de los trabajos del día, dormían profundamente“ (A. Saldías: La evolución republicana, pág. 406).

Así avanza la ola criminal, estableciendo “El reinado de la libertad“, como dice La Nación Argentina, el diario de Mitre.


LA AVANZADA NEOLIBERAL

Nuevo Fuerte de Bs.As. 2013


Daniel Scioli aguanta la embestida para que se convierta en un traidor. El grueso de las  bases peronistas está intacto y está a las órdenes de los “Barones del Conurbano”, mientras esperan la decisión de CFK. La creen cansada y le piden “un pronto pronunciamiento para que vuelva a ser candidata”. Pero CFK no pretende modificar la CN, no quiere volver. A dos años del triunfo de octubre, el inocente Scioli todavía cavila, un poco empujado ensaltar el charco o no.

La trompetería oligárquica anuncia una gran victoria, aunque Macri no puede mover a los suyos más allá de la General Paz, porque no tiene ni dirigentes ni votos. Montenegro, desde la CABA le escribe: “No trate de economizar sangre de médicos, pacientes y periodistas. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre es lo único que tienen de seres humanos” (Represión en el Hptal. Borda). Para CFK quiere medidas radicales “o deja el gobierno o la volteamos”.

CFK no abandonará el Gobierno. Quedará en la Casa Rosada y no perderá ni el gobierno de La Nación ni uno solo de sus muchos militantes. Uribarri, Capitanich, Rioja, etc, esperan su llamado y saben que en la elección que viene se desbarataran los deseos de las atemorizadas clases altas tilingas. Por toda la República, desde la Casa Rosada al Norte y al Sur, vibra el grito ¡Viva Perón! en desafío a los oligarcas: todos llevan al pecho la Estrella Federal con el dístico “Defendemos la ley federal jurada. Son traidores quienes la combaten”. CFK tiene quince provincias consigo y un partido que es todo, o casi todo, “el peronismo” en la República. Massa suponiendo que es el obstáculo para la gobernabilidad de CFK, opta por eliminarse de la escena y en un buque recorre silenciosamente a las islas del Tigre, renunciando a cualquier candidatura.

Entonces las facciones macristas a las órdenes de Baldassi, Chain, Santilli, Ritondo, Del Sel (todos borocotizados) entran implacables en Santa Fe a cumplir el consejo de Montenegro. Hombre encontrado con la divisa peronista debe ser reprimido; si no, lo llevan a uno de los campos que fiscaliza la UATRE del Momo Venegas para ser esclavizados y sometidos a servidumbre. No importa que tenga hijos y mujer. Es negro y peronista, y debe ser eliminado del mapa político. Todo el país debe “civilizarse”.

Patricia Bullrich, antigua militante de la Tendencia, a las órdenes de los feisbuskeros AntiK, sorprende en Rosario a Bonfatti al frente del grueso de los votos socialistas que sigue esperando órdenes de Binner, el dormido. Ahí están sin saber a quién obedecer, ni qué hacer. Bullrich pasa tranquilamente e incorpora a los socialistas a sus filas. Nuestras peleas políticas no se habían distinguido por su lenidad precisamente, pero ahora se colma la medida. Hasta De La Sota, gobernador de Córdoba, se estremece con la hecatombe: “El suceso de Rosario –informa– es uno de los hechos políticos que aterrorizan a Del Selya que cabría la posibilidad de que tenga que ser gobernador... Este suceso es la segunda edición del Navarrazo, corregida y aumentada”. (En Cordoba, Navarro había hecho echar al Gobernador Obregón Cano y sus compañeros por el solo delito de ser Peronistas).

Esa limpieza de peronistas que pretenden hacer los gorilas y golpistas junto a los grandes medios de información masiva 2012 y 2015,  se suma a las la páginas más negras de nuestra historia: La Batalla de Pavón, La Libertadora-fusiladora; la Revolución Argentina, el Proceso de Reorganización Nacional, la década infame liberal noventosa y la resoluta campera, no por vencida menos real. Debe ponerse el país “a un mismo color” eliminando a los peronistas, los cabecitas, los que cobran planes, los trabajadores, el pueblo todo. Como los incorporados por Bullrich luego no votan a Del Sel, en adelante no habrá más incursiones mediáticas: Fraude y  nada más que fraude.

No los hace Macri, que no se ensucia las manos por que es muy torpe; tampoco Montenegro ni Chain, serán los miembros de la Policía Metropolitana, muchos con antecedentes nefastos. Y los ejecutores económicos tampoco son parte del pueblo: se buscan empresarios que realizaron negocios pingues con el Estado en los noventa, convocados desde Nordelta, Pilar y Puerto Madero: “En la eleccion de 2013 de medio término, los liberales despertaron de otra vida a muchos que, cansados del ascenso social y crecimiento de los trabajadores, se habían escabullido de la escena política nacional “

Así avanza la ola liberal, estableciendo “El reinado de la libertad y la República“, como dice La Nación Argentina, el diario de Mitre, que aún lo sigue siendo.
 

No hay comentarios: