lunes, 29 de abril de 2013

Operación Borda

El relato de José Mateos, el reportero gráfico detenido y agredido por la Policía macrista, deja en claro un par de cosas, la primera es, si ahí no había nada que sirviera, si estaba abandonado, si tenía asbesto cemento, como se excusan desde el ejecutivo porteño, cuál era el problema en que se documente fotograficamente ese inmueble? O, es acaso, qué la verdad es otra? 

Cuál fue el acto ilícito que cometió Mateos para que fuera atacado, tirado al piso, apremiado y esposado por los metropolitanos? y la segunda cuestión es la siguiente: relata Mateos

“Un policía que pensó de otra manera me sacó las esposas. Ahí llamo al diario (Clarín), alguien habla con Montenegro y Montenegro ordena que me liberen”
Al ordenar la liberación, lo hace porque era un trabajador de prensa o porque era de Clarín? Y si el compañero hubiera sido un fotógrafo free lance, que no tiene el teléfono de ningún jerarca, que hubiera sucedido con él? 

La otra, quién ordena detener a periodistas y fotógrafos, herir a movileros y camarógrafos? Al sacarle las esposas, según el cree por orden de Montenegro, cesa la comisión del delito de privación ilegal de la libertad que sufrió Mateos?, sí es que no, quién es el culpable? Debemos esperar que una consultora amiga, contratada al afecto, realice la auditoría para saberlo?

Para cerrar, quién es el que tiene ese telefono directo con el funcionario que le ordena liberar a Mateos? Línea roja.

No hay comentarios: