lunes, 17 de diciembre de 2012

ARA Libertad o Fragata Eva Duarte

Escribio hace un tiempo la periodista Mariana Aizen (Clarín):




La Fragata Libertad es un buque escuela, parte de un largo rito de iniciación de los océanos que dura un año. Es a su vez una suerte de embajada flotante, que sigue la tradición de dar vueltas al mundo que inició en 1817 el corsario francés Hipólito Bouchard, el primero en plantar la bandera argentina en territorios entonces tan exóticos como Hawaii o California.

El gobierno peronista ordenó su construcción en el año 1946 para reemplazar a la Fragata Sarmiento, a la que ya le pesaban los años. Se iba a llamar Evita, pero vino la Libertadora de 1955 y la fragata terminó con el nombre de Libertad.

Otra nave es el buque Eva Perón, vapor de ultramar de pasajeros y carga. Construído en el año 1950 en el astillero inglés Vickers Armstrong. Fue incorporado a la F.A.N.U. o Flota Argentina de Navegación de Ultramar en el año 1951, y dado de baja en el año 1975. Para ver este buque clickear aquí

Walter Cabrera, carpintero de oficio, recuerda nítidamente el día en que el general Perón entró al astillero Río Santiago, en Ensenada, Provincia de Buenos Aires: " Año 1953, yo era aprendiz y tenía apenas 14 años. Perón llevaba en el brazo señal de luto, por el fallecimiento de Evita, una corbata negra y un impecable traje blanco. Fue el mismísimo General quien colocó el primer remache en la fragata, que se iba a llamar Evita. Hoy sigo trabajando en la cubierta de esta nave y siento una emoción muy grande ".

Pasó medio siglo entre que la fragata se empezó a construir y que llegó a ser reparada. Y en este largo camino, la industria naval cambió mil veces, al punto que desapareció la tecnología con la que se construyó. Ya nadie hace un buque con remaches , es una técnica muy complicada porque exige insertar un clavo al rojo vivo perfectamente en su lugar para impedir que se filtre el agua. Los ingenieros no podrían haber previsto eso en su momento, pero sí tomaron el recaudo de comprar madera para la cubierta por partida doble, para que cuando la nave tuviera que ser enviada a la reparación de media vida no fuera necesario cambiar la calidad de los materiales. La cubierta es de teca, una madera de la India, tan noble que no se pudre y sabe aguantar bien la humedad.

Se cambiaron todos los cables, todos los caños, los ductos, la cocina, se incorporaron nuevas tecnologías de generación de energía, computación, Internet, procesamientos de residuos. Además se hicieron cuartos y baños para cadetes femeninas, algo que en la década del ´50 hubiera parecido algo impensable.

Pese al accionar de la Libertadora, aún queda sobre el barco un símbolo indiscutible del peronismo: el mascarón de proa. Fue realizado por un escultor español, Carlos García González, y se afirma que su rostro está inspirado en el de Evita, aunque existe una versión que sostiene que el artista se inspiró en el de su esposa Nike. 


Respecto de la última parte, disiento con la autora. El actual mascaron de proa es éste:
Y el primitivo, que quiero creer aún pemanace en Museo Naval de Tigre es éste, que según mi entender podría haber sido parecido a Eva:
Más alla del mascaron de proa, no me parece conveniente y menos correcto que se pretenda instaurar un rebautizo de la fragata, que finalmente termino siendo botada en 1956 por la Libertadora. Creo que hay algunos símbolos que estan más allá de la alternativa política del ahora. Ya se, me van a putaer.

4 comentarios:

Unknown dijo...

No creo que se te deba ni pueda putear.Muy por el contrario.
La lamentable iniciativa reciente de llamar Nestor Kirchner a las escuelas que no tuvieran nombre alcanza como muestra de lo que no se debe hacer.
Los obsecuentes y los chupamedias son una lacra de la que el peronismo debe liberarse definitivamente.
Y pensandolo bien, creo que a mi también me van a putear
Un abrazo compañero

ram dijo...

¿Rebautizar? No, son tiempos diferentes y quizás precisamente por eso es que no estaría nada mal incorporar otra fragata, moderna, misilística y de cierta envergadura y a esa sí llamarla "Eva", cortito, simple y propio de la que, a pesar de tanto esfuerzo por borrarla, sigue ahí, sigue significando cosas importantes y, obvio, sigue dando pelea.
Y una fragata es barco de guerra, de guerra en serio, no?. Como la Eva.

EL PIDE dijo...

excelente rescate. No lo tenia. Sobretodo el buque 'EVA'. Lo cocinó la 'Fusiladora' tambien ? O está en algun astillero arrumbada ?

Unknown dijo...

No, curiosamente en el 55 su nombre fué evidentemente cambiado, pasó a llamarse...Libertad.
El 20 de febrero del 72 se incendio y fué radiado del servicio.
Finalmente desguazado en enero del 73...