jueves, 27 de septiembre de 2012

Nunca fuimos socios

Lo que pasó, es que un día, un gran hombre, decidió terminar con tus privilegios. Nosotros no cambiamos. Lo que deseamos es que se cumpla la ley, ley votada por amplia mayoría por el Congreso y respaldada con su fallos y resoluciones por la Justicia. Soy esceptico respecto del día D, en cambio, estoy profundamente convencido que el día N, no hay elecciones, no se vota, así que por mí, parafrasenado al compañero Moreno: "Metanse las cacerolas en el orto" 
Memoria, argentinos, memoria!


1 comentario:

Anónimo dijo...

Fanfarrones NUNCA termian bien !