lunes, 30 de julio de 2012

Para desgracia de Clarín, estamos en democracia

En otra época, esa que parecen extrañar, era más fácil. Te etiquetaban y listo, eras boleta. Sea subversivo, terrorista, erpiano o montonero, todo era válido y suficiente, además, siempre había algún oído ávido al que acercarle la palabra para que tomara cartas en el asunto.


Ayer te mataban y listo. Pero como hoy no pueden, como dice Victor Hugo Morales, lo que quieren es matar la credibilidad. Lo que aún no se dieron cuenta es que ellos, la perdieron hace rato.


Parafraseando un viejo dicho:


Primero fueron por los blogueros, después por La Campora y ahora por Vatayon. No pudieron comprobar jamás el pago a un bloguero; con la campora se ensañan en que, cada vez ocupan más lugares y ahora, con Vatayon, los potenciales usados en la nota, restan a la misma de toda credibilidad.


Desde el 2008 en que se decidió dar la pelea,  jamás pensé que pasados cuatro años y siendo quien era el adversario, aún no nos han vencido. Algo está cambiando, no?






Distinta etapa, misma operación. 

1 comentario:

Daniel dijo...

Están desesperados.