jueves, 21 de junio de 2012

Revolución

Cuando uno pone en marcha una operación, la que fuere, siempre tiene una estrategia y un fin, que suele no divulgarse, se lo guarda para sorprender al "operado". Esta vez, agrandado por lo que cree una circunstancia favorable o porque simplemente es un bordeline, comete la sandez de deschavar el verdadero fin de su operación, no sin antes caer en contradicciones. El "vamos por todo, vamos por ellos" marca clara y definitivamente que hay en juego, el contrasentido es que después diga, tratando de explicar el por qué, "este gobierno nacional y popular", se lo podrá tomar como una indirecta, ya que luego agrega el "entre comillas" pero no, es que tanto se aprenden tres o cuatro estrofas para hablar en público, que aún en el disco rígido le queda guardado ese adjetivo para con el gobierno de CFK.








1 comentario:

GRACIELA O. dijo...

los moyano y los scioli, mamma miaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa