miércoles, 23 de mayo de 2012

La gente linda y civilizada

Foto del diario La Nación
Nosotros somos los "cabeza", somos en "lumpenaje", somos "lo pior de lo pior"; sin embargo, a situaciones parecidas, o hay silencio o se las ignora. Fresca están aún en la memoria colectiva, las agresiones de los patrones de estancia contra diputados nacionales, fresca, muy fresquita es la imagen de Biolcatti, cual barra brava, irrumpiendo por la fuerza en la legislatura bonaerense o casi identicas son las imagenes de De Angeli en la legislatura de Entre Ríos.


A que viene esta cantinela, ahí vamos, ayer, un grupúsculo de gente linda, organizada, a la que se le entregaban pancartas realizadas por los convocantes -otro grupúsculo poco representativo, en términos de votos, pero si estrellas de la tv- y que se dicen asimismo "democráticos y republicanos", esos que sostienen que las "instituciones están por sobre todo", agredieron -una vez más- a los periodistas de la televisión pública.


Era de esperarse que nada dijera Clarín sobre el hecho, la coraza que sostienen sobre Macri, se amplía hacia sus colaterales, la prueba?, lea la cobertura publicada por ellos acá. Por su parte, el diario La Nación, con el cual me separa un abismo ideológico, hace mención de la agresión. Si bien no repudia el hecho, relata el acontecimiento, es decir, realiza la crónica sin desvirtuar los hechos, pero hay una perlita: en ese momento -el de la agresión-, por dios! no vayan a pensar que estamos de acuerdo, no estaba, ni por asomo, algún dirigente cerca.


Cuando pasan estas cosas, siempre recuerdo como titularon y cubrieron la trompada de Luis D'Elia al agrogarca que lo persiguió una cuadra provocándolo. Por supuesto, el "animal" fue el copmpañero Luis. Por suerte, algunos se preocupan y dan a conocer estos hechos. Lo que da bronca es que, ponele, unos 150/200 mil lectores jamás sabrán de los hechos que realizaron un grupúsculo de sus congéneres. Otro caso de distinta vara. Para cerrar, lo ocurrido:

Un grupo de manifestantes agredió a empujones y golpes a un camarógrafo del programa 678 de Canal 7, en medio del "abrazo" al Palacio de Tribunales que encabezaron el PRO y otras fuerzas opositoras en reclamo por una "justicia independiente". El episodio involucró al camarógrafo Sergio Loguzzo, quien se encontraba junto a un cronista y un productor del programa, designados para la cobertura de la movilización.

Mientras el cameraman registraba una entrevista que el periodista efectuaba a un manifestante, un grupo de personas se cerró en torno a los tres integrantes del programa, profundamente identificado con el gobierno de Cristina Kirchner. "Se va a acabar, se va a acabar, la dictadura de los K", le cantaron los participantes a los tres trabajadores de Canal 7.
En ese marco se produjo la agresión a Loguzzo, a quien le pegaron en la cabeza y también le golpearon la cámara.

Siempre, para algunos, nosotros seremos "unos negros de mierda" y saben qué, esta bien.

No hay comentarios: