martes, 27 de marzo de 2012

Otra desmentida más

En el término de un mes, el diario La Nación fue desmentido cuatro veces por citar falazmente declaraciones de distintos entrevistados y  por crónicas equivocadas.
El caso que no ocupa esta vez, esta relacionado, cuando no, con el archienemigo Guillermo Moreno. Veamos la nota de la Tribuna de Doctrina:



El amigo Galli, parece que entendió mal a Don Isaac Rubinzal, podemos leer sino, la entrevista que le realizó ayer por la mañana Gustavo "el gato" Sylvestre:

Respecto de una nota aparecida en un importante medio gráfico, Rubinzal explicó que “hubo una confusión importante, en donde se tomó lo accesorio como principal, y me tengo que retrotraer al mes de septiembre cuando comenzaron los límites a las importaciones. Nosotros en ese momento hicimos un arreglo con la Secretaría de Comercio de las que participaron 105 socios nuestros, y se estableció un sistema de compensación porque nosotros tenemos socios importadores y también exportadores, y algunos que son importadores-exportadores. De los 530 socios que tiene la cámara, 105 están en el comercio con el exterior. Establecimos un sistema de compensaciones y estamos terminando el sexto mes. Al 28 de febrero, estaban las cuentas totalmente equilibradas entre importación y exportación, y al día de la fecha nosotros no tenemos paradas las importaciones. Tenemos un compromiso que está firmado del 1° de octubre de 2011 al 30 de septiembre de 2012, estamos con la mitad del tiempo transcurrido y el sistema está funcionando”.“Para enero y febrero de 2012 las importaciones son parecidas a las de 2011, o sea que la importación en valores fue parecida, ahora si se importó más de un tipo de libro que de otro está en lo que hace cada importador”, agregó.Además recalcó que “el tema de los courier fue explicado con claridad, los límites son menos de 1000 dólares y menos de 50 kilos”.Respecto a la ausencia de libros de idiomas, en cuanto a novelas en inglés, italiano o alemán, Rubinzal señaló que “no estoy en condiciones de decirle que de determinados libros se pidieron en exceso y que otros estén en falta. He escuchado ese comentario, el tema central hay que ubicarlo en septiembre y octubre en mi cámara. Nosotros cuando empezó el problema nos juntamos con el secretario de Comercio, firmamos ese convenio, lo ampliamos porque empezó con 85 socios y lo ampliamos a 105, fuimos monitoreándolo durante el tiempo, y en 5 meses de funcionamiento anduvo justo”.El titular de CAL destacó que “hicimos una reunión para que funcione la cadena de valor que son impresores, los papeleros y nosotros. Y acá la industria papelera es oligopólica. Una muy buena parte de este tema se acomoda si la impresión se hace acá, un tema que hay que discutir como gran política central. Habrá que ir generando las condiciones para poder hacerlo. Porque si nosotros tenemos los mejores contenidos de Latinoamérica, tenemos que pensarlo por la positiva, ser mucho más exportadores de lo que somos. Y de última si hay que traer los libros que sean, que la compensación venga por el lado del crecimiento, y no por el decrecimiento de la importación”.
Si te queda alguna duda, podes escucharlo de su propia voz


No hay comentarios: