lunes, 13 de febrero de 2012

Espinoza Cumple, Macri se justifica


Mudan a más familias de la cuenca del Matanza
Habitaban un asentamiento precario que estaba sobre los márgenes del cauce y el trazado de un gasoducto en Villa Celina. El Municipio les dio casas en un barrio social construido en Rafael Castillo.

A razón de que la Justicia las encontró “en condiciones de alto riesgo ambiental inminente”, mudaron a otras tres familias del Distrito que tenían sus viviendas en el margen del río Matanza y que convivían con la contaminación y las inundaciones.

Son personas que habitaban un asentamiento precario denominado La Saladita, en Villa Celina, que se formó, de modo irregular, a escasos metros del cauce y que, incluso, estaba instalado sobre el trazado de un gasoducto que abastece a la Capital Federal.

Ahora, fueron trasladadas a un barrio social de 455 casas que el Municipio construyó, con todos los servicios básicos domiciliarios, en un predio ubicado sobre la calle La Bastilla y Da Vinci, en Rafael Castillo. Allí, desde el año pasado, ya están viviendo otros 48 grupos familiares que reunían características similares de precariedad y se cree que se incorporarán otras quince en el corto plazo.

La reubicación fue para dar cumplimento a la orden dictada por el juez federal de Quilmes Luis Armella que impulsa el saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo y que, entre otras medidas, exige el traslado de un total de 17.771 familias de la Ciudad de Buenos Aires y de los 14 municipios bonaerenses que la componen.

En La Matanza, serían 70 las familias que estarían en condiciones de riesgos y que se encontrarían amparadas por el fallo, según informó la Municipalidad a través de un comunicado. No obstante, desde la unidad de Planeamiento de Villas y Asentamientos comunal, le aseguraron a El1Digital que, “en esta primera etapa, se busca trasladar a 180 familias”.

Los beneficiarios tendrán acceso a la vivienda propia con un plan de financiamiento de pago a 60 años, de acuerdo a sus ingresos y las posibilidades de cada caso. Sus viejas casillas fueron demolidas una vez deshabitadas y la Comuna tiene la responsabilidad de impedir que el espacio vuelva a ser usado como asentamiento.

Felicitaron a la comuna
El Juzgado Federal de Quilmes envió sus felicitaciones a la Intendencia de La Matanza por su “obrar diligente y efectivo” para cumplir con la relocalización de las familias que se encontraban asentadas en el camino de sirga del río Matanza. Lo hizo luego de que se trasladasen las primeras doce familias, en septiembre del año pasado.

El Dato
17.771 son las familias de la Ciudad de Buenos Aires y de los 14 municipios bonaerenses que componen la cuenca Matanza-Riachelo que deberán ser trasladadas.

No hay comentarios: