lunes, 19 de diciembre de 2011

Un día como hoy

pero hace diez años atrás, nuestro país se desangraba, el Gobierno asesinaba a la gente en la calle; en los barrios se hacían fogatas en las esquinas con guardias de vecinos armados para que no dejar pasar a los que venían de otros barrios; un "chino" de Ciudadela lloraba ante las cámaras ante el saqueo de su local al grito de "policía no"; algunos vecinos tenían garrafas en las azoteas para arrojar a los saqueadores; los comercios cerraban al grito de "viene la horda a saquear"; Alfredo Coto se paraba en la puerta del Hipermercado de colectora y hacía frente con sus guardias privados a la gente; Tachuela planeaba junto a Rucucu las movilizaciones de gente desesperada, a la que usaba; Alfonsín y toda la UCR le daba la espalda a De La Rua; los motoqueros descubrieron que los caballos les tenían miedo a las motos y abrían camino; como no hacía desde el Proceso, la infantería de la Federal la emprendía a empellones contra las madres...


Todo eso vivimos hace nada, diez años! Y encima de todo eso, con todo lo que hemos logrado, nos tenemos que "fumar" a Moyano reuniéndose con Barrionuevo y Venegas en una defensa corporativa de los grandes negocios de los sindicatos, nahhh!!!


Algunos, pocos, no aprendieron nada. Con Cristina, ni se atrevan. 

6 comentarios:

Daniel dijo...

Bien carajo! Yo posteé lo mismo con otras palabras.

eduardo j. dijo...

la entente sumArá al progre de Micheli,gordos y los medios..ya no hay chance para "compreNder" a hugo ,por más que cueste..Lo de Facundo es para preguntar QUÉ LES PASÓ..DE COOKE A DUHALDE Y EL MOMO..

Anónimo dijo...

Uno de los problemas graves que tiene el sindicalismo argentino es la escasa participación de los trabajadores para determinar quién es digno de representarlos. Y no me refiero a afiliarse ó no. Sino a activar, a participar.
Por otra parte, si se cacarea tanto acerca de una presidenta que según decían "quería eternizarse en el poder", cómo es que a nadie se le para un pelo ante sindicalistas gerontes que recién bajarán de la silla cuando se mueran.
Lo del Hugo, al fin de cuentas, termina siendo que se paspó porque hay atisbos de que les manoteen las cajas de las obras sociales.
El resto de los reclamos es papel picado.
¿Este hombre, se dió cuenta de lo que sucedió en los últimos 8 años?
¿Sabe lo que aconteció el pasado 23 de octubre?
Si hasta Claringrilla está en capilla, don Hugo.
A ver si resulta que hasta ahora estuvimos durmiendo con el enemigo.

Saludos
Tilo, 70 años

Daniela Godoy dijo...

La cuestión del sindicalismo es brava y siempre lo ha sido. TAmbién es cierto que un nodelo transformador se construye con lxs trabajadrxs. El tema son las maneras verticalistas de representación. Así como en el sistema político hubo un quiebre en relación a la representatividad de dirigentes, en el sindicalismo está pendiente, por ejemplo, que alguna mujer llegue a ser secretaria general de un gremio, por mencionar algo, nada más.
Esto es lo que se viene, como en los tres poderes de la república, donde el Judicial está pendiente de democratización y limpieza.
Saludos

ELPIDE dijo...

uy si.Como olvidar la cara y el llanto del chino 'Chang'.Ese de Ciudadela que estaba justo a la vuelta de casa. Le compraba a diario. Quedó culo pa'rriba. Nunca más pudo levantarse. Y no sé si le alcanzó la guita para volverse a China.
PIDE

ELPIDE dijo...

Atención con esto que te digo y que D.Gvirtz lo guarde para el archivo.
Es cierto que si Hugo corta marras con el gobierno, no puede encantar más que a la propia tropa camionera por sobre el reciente 54% de CFK.
Que la 'classmedia' no lo puede ni ver, no es novedad.
Pero a tener en cuenta, el supuesto descontento y el malhumor social que puede llegar a originarse si es que los aumentos proyectados por la quita de subsidios fueran lo que hoy auguran.
Ahi si que posiblemente la buena imagen presidencial caiga algunos puntos y entonces de la noche a la mañana Moyano se convierta en un esbelto rubio y de ojos azules para esta porción de 'panqueques del pueblo'. Acordarse sino, y a propósito de esta fecha, las marchas al unísono que hacían otrora los depositantes junto a las 'ordas lúmpenes' al grito de "... piquete y cacerola, la lucha es una sola". Que pasó después ? cuando el grueso del estrato medio recuperó algo de lo suyo o medidas de gobierno la favorecieron sensiblemente. Se apagó la protesta !! y entonces la mirada sobre esos 'cabecitas' volvió a ser la de siempre. La de la histórica aversión.