domingo, 28 de agosto de 2011

Polaco....

Se me escapo, y me da bronca, mucha bronca, por eso, no puedo menos que copiar y pegar la entrada de Pibe Peronista. Si, ya se, es un robo, pero lo hago con todo el respeto que me merece mi amigo Pipo, porque en el fondo, es un recuerdo para él -el polaco- y un reconocimiento a mi amigo. "Grande PIPO"

Ayer, diecisiete años sin el Polaco. Hoy, el llamado de rigor a doña Luisa (que no es anual pero es trienal o algo así). Luisa, compañera de toda la vida, “Lúa” para el Polaco, las cosas que podría contar y nunca contará porque fue y será la columna vertebral, la capitana de ese barco que el Polaco llenó de canarios, de asados, de tangos y de amigos.

El Polaco apoyado contra el árbol de la puerta de la casa de Melián y Tamborini, a la caza de un tabaco, cuando ya los tenía prohibidísimos: “Che pibe, no tenés un cigarro que me los dejé adentro?” Y todo así, así de simple y de ENORME.

- Luisa, si el Polaco estuviera ahora con nosotros y lo viera a Platense en la B Metro, se nos va de nuevo…

- Ja ja, si querés hablar de Platense te paso con el Gordo

- No, hablemos del Polaco, que es un poco lo mismo que hablar de Platense, ¿cómo se hace para seguir sin Roberto?

- Es muy difícil. El recuerdo del Polaco sigue vivo como el primer día. Cada día que pasa, más se lo extraña, cada día es peor. Es que estuvimos toda la vida juntos, y la ausencia se siente muchísimo, pero hay que seguir adelante, luchando. Él está con nosotros todo el tiempo, acá en la casa, en cada rincón.

- ¿Qué es lo que más se recuerda del Polaco en la casa?

- Vos sabés que él cuando estaba en casa veía la televisón, veía los dibujitos o películas de terror, que le encantaban. O la radio, escuchando a Platense, cuando ya no podía ir a la cancha. O los canarios, él tenía locura por sus canarios. Y con su nieta ni hablar, con Lorena.

- ¿Y cómo piensa que hubiera vivido este momento político que atraviesa la Argentina?

- Como siempre, él para afuera, como artista, se mostraba como apolítico, pero yo sé bien que los quería mucho a Perón y a Evita…

- Los tres mejores momentos profesionales de Roberto , lo que más le gustó a usted.

- Bueno, con Salgán, los tres discos que grabó con Atilio Stampone y el disco “El Polaco por dentro”, que grabó en el estudio de Litto Nebbia y tiene tangos y canciones como Gracias a la vida o La cigarra.

- Esta es difícil: un tango cantado por el Polaco

- Uno no, todos… ¿Pero sabés qué? Yo recién ahora, después de tantos años, entendí, interpreté la tremenda dimensión de la letra de “Afiches”…

 



1 comentario:

Pibe Peronista dijo...

Ningun robo, el Polaco es de todos! Y sobre todo es de los amigos. Gracias a vos Marce, por llevarlo en el corazón!!

Un abrazo!