viernes, 22 de julio de 2011

El voto porteño

Así como, por mucho menos, cayo un presidente de los EE.UU., al votante de la ciudad de Buenos Aires, no le importa una mierda todo esto. No le importa el fraude, no le importa el debate, no le importa que le muestren en la cara como los cagan, no le importan las escuchas a los políticos, propios y ajenos, no le importa que los hospitales públicos se vengan abajo, no le importa la escuela pública, no mira noticieros, no lee los diarios, no se informa; Así como votaron a Macri, muchisimos de ellos votaran por Cristina. Dejemonos de filosofar, analizar y/o tratar de convencer al electorado de algo que no les importa un comino.
Aceptemos de una buena vez que hay un  35/40% de votantes a los que no les interesa un corno la política. Aceptemos que ir a votar el 31 de julio nuevamente, les rompe las pelotas. Aceptemos que esos 600 mil que no fueron a votar el 10, se cagan en la democracia; en la historia y en lo que costo que volviéramos a votar.
Y digo todo esto, porque, si consecutivamente haces todo para que abran los ojos y se cagan en todo lo que se les demuestra, no vale la pena gastar polvora en chimango. Mirá, cuidemos ese buen porecentaje de 30/35% de hombres y mujeres que se preocupan, para por lo menos, evitarles -desde las armas que nos da la Ley- que desmadren todo. Chau, buen fin de semana.

No hay comentarios: