martes, 26 de julio de 2011

Biolcatti, Sarmiento y la historia

Publicó Clarin el domingo 24 de julio, en su página 4 el siguiente párrafo:
 
Biolcati, en una pieza oratoria cuidada al detalle, recordo que el 15 de febrero se cumplió el bicentenario del nacimiento de Domingo Sarmiento, uno de los grandes proceres nacionales  Le dedicó el acto y remarco varias veces que el Gobierno deliberadamente habia "olvidado" esos festejos porque las ideas de Sarmiento exponen que "aquel proyecto de progreso y abundancia le dejo paso a la Argentina de la pobreza, la injusticia y la exclusion"
 
Mi amigo Agustín, que es un estudioso de la historia, me hizo llegar, a partir de este párrafo, la siguiente reflexión, que comparto con ustedes:

Sarmiento tuvo varios debates parlamentarios, en uno de ellos un diputado estanciero lo acusó de ser pobre y que, si se lo ponía patas para arriba, no se le caeria un solo peso.
Sarmiento le respondio "Puede ser, pero a usted, lo pongan como lo pongan nunca se le caerá una idea inteligente. Yo estoy hace tiempo, reñido con las oligarquias, las aristocracias, la gente 'decente', a cuyo número y corporación tengo el honor de pertenecer, salvo que no tengo estancias".
Finalmente, el mismo Sarmiento termino por admitir " las vacas dirigen la politica argentina. La cria del ganado, tal como se la practica hoy, produce gobiernos que deguellan cuadrupedos o bipedos, indistintamente"
Desde el gobierno, Sarmiento intento concretar proyectos renovadores como la fundacion de colonias de pequeños agricultores en Chivilcoy y Mercedes. La experiencia funcionó bien , pero no contó, con la cerrada oposición de los terratenientes nucledos en la recientemente fundada Sociedad Rural Argentina, la que, en la persona de su presidente, Enrique Olivera le hizo saber que " es inconveniente implantar colonias como la de Chivilcoy, donde ya esta implantada la industria ganadera"
Le respondio Sarmiento "Nuestros hacendados no entienden ni jota del asunto y prefieren hacer un palacio en la Avenida Alvear que meterse en negocios que los llenarían de aflicciones. Quieren que el Gobierno, que nosotros que no tenemos una vaca, contribuyamos a duplicarles o triplicarles su fortuna a los Anchorena, a los Unzue, a los Pereyra, a los Luro, a los Dugganas, a los Cano y a los Leloir y a todos los millonarios que pasan su vida mirando como paren las vacas"
Te Confieso Moo, que el sanjuanino no es santo de mi devoción, pero te invito a un ejercicio: cambiá los apellidos, se repite la historia, no?

No hay comentarios: