lunes, 30 de mayo de 2011

Baldoseros de la política

Emulando el gran sitio en una baldosa, de la que solemos nutrirnos para nuestra columna deportiva radial, en Nada es Casual, inauguramos una nueva sección que, esperamos, tenga cierta continuidad: 
Baldoseros Políticos Argentos
Hoy: Eduardo Varela Cid
Fue diputado nacional en la era menemista. En 1995 fue suspendido por desórdenas de conducta tras admitir que había requerido colaboraciones a empresarios postales en medio de su lucha contra la ley de Correos que quería Alfredo Yabrán y habían votado menemistas y radicales en el Senado.
En una sesión que se suma a las escasas en la historia parlamentaria en que una Cámara sanciona a uno de sus miembros, el diputado  fue suspendido en sus funciones el 28 de septiembre de 1995 por el término de 45 días debido a "desórdenes de conducta".
Con esa figura constitucional se castigó a este legislador que admitió haber requerido colaboraciones a empresarios postales, a través de un bono, en el momento en que se oponía a la controvertida ley de Correos. Este reconocimiento fue suficiente para juzgarlo y condenarlo y no por las imputaciones del empresario José Ongaro, si bien éstas abrieron la investigación el mismo día que se produjeron.
Quedará también para el recuerdo el momento en que Ongaro, careado con  Varela Cid en la comisión de Asuntos Constitucionales, el 7 de este mes, se paró frente a las cámaras de televisión y repitió el gesto que, según é,l le había hecho el diputado en una reunión privada: golpeó un par de veces su puño derecho contra la palma abierta de la otra mano.
Varela Cid, que durante ese lapso pierde su banca, fueros y no percibe dieta, retomará su condición el 12 de noviembre hasta concluir su mandato el 9 de diciembre. Luego de ello, se fue a vivir a los EE.UU. Volvió al país en el 2001.
Fue detenido a su arribo al país. El compilador de discursos de Emilio Massera -publicados en el libro El camino de la democracia– ya que aquel acontecimiento siguió en la justicia.
La historia continuó en 1997, cuando la Cámara Federal lo procesó por haber reclamado dinero a cambio del voto favorable al proyecto de ley de correos que se discutía en julio de 1995. Y el final llegó en 1999 con el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 5 que lo condenó a dos años y tres meses de prisión en suspenso bajo los cargos de “exacciones ilegales” y lo inhabilitó por cinco años para ocupar cargos públicos. En aquel momento, sólo atinó a decir que “iba a seguir viviendo en Miami” y que la sentencia era fruto de una “maniobra”. Después de tres años de vivir fuera del país, otra imputación lo dejó preso en una dependencia de la Prefectura. 
Ya liberado de estas cuestiones, reapareción en el 2010, conduciendo un encuentro con partidarios y vecinos de Villa Soldati en la sede principal de su agrupación Bases Peronistas, sita en Avenida Santa Fe 1736¿? de esta capital. En esa oportunidad, el ex legislador peronista estuvo acompañado por Octavio Frigerio, hijo del histórico dirigente del MID, Rogelio Frigerio. Un paréntesis acá: el anti K Octavio Frigerio encabeza una lista para diputados locales con Carlos Campolongo como jefe de Gobierno y su hijo Rogelio, va 7° en la boleta de legisladores del PRO. ¿Y el MID que fundó Octavio padre? Presentó sus propias listas, pero sin estos descendientes.
Cerremos con el Baldosero de hoy: en feisbuk tiene 20 amigos:

ah, también esta en twitter, y su último twitteo fue:





1 comentario:

ELPIDE dijo...

un ladri olvidado ! aunque ne politica desp todos vuelven !