sábado, 16 de abril de 2011

Cambian, las cosas cambian

y la verdad, que algunas cosas, yo preferiría que no cambien.
Porque, después se confunde todo. Uno no reniega de la tecnología, no; no es eso, pasa por otro lado.
Porque sino, después, no sabes, si hay militancia política o merchandising empresarial.
Y ahí, es donde se empieza a pudrir todo.
No te digo volver a la "tiza y el carbón", pero...
Mirá, en esa esquina hay unos 4.850 mangos, sin contar la mesa.
No tengo la menor idea cuantas salieron a colocar hoy en la CABA, pero, ahí, ahí hay moneda loco, así que tan mal la cosa como dicen que está, me pa que no...., no se pensalo.

2 comentarios:

pancho dijo...

cambien lo que cambien me van a tener que escuchar cuando me los cruce, esta ciudad es un infierno,es como una carcel,nada se puede ,estoy re re re caliente, me van a escuchar.

profquesada dijo...

Si la foto corresponde a cualquier momento posterior a la toma del gobierno por el PRO tengan por seguro que los costos de esa y de toda la parafernalia publicitaria del PRO la pagamos los contribuyentes de la CABA. El presupuesto anual de la CABA es el tercero del país y suma 6500 millones de dolares, más que muchos países. Encima cuando se vayan se llevan todo, manga de HDPs. Salute