lunes, 21 de febrero de 2011

Una muy buena noticia

Lo que la Justicia no hizo, lo concretó el pueblo, o una parte de él.

Ayer, en la interna del Movimiento Popular Neuquino, los que participaron para elegir a su candidato a gobernador, terminaron para siempre con Jorge Sobisch.

“No se puede volver hacia atrás”, había señalado el gobernador Jorge Sapag en su cierre de campaña.


En ese no “volver hacia atrás” se dio un aval a un proyecto de gobierno que priorizó el diálogo antes que la represión frente a los conflictos sociales, y que recuperó planes y programas de obras nacionales para la provincia que habían sido desestimados en gestiones anteriores.

Dice La Mañana de Neuquen sobre Sobisch: "Esta derrota, seguramente, calará hondo. Después del rotundo fracaso en que derivó la aventura presidencial de 2007 lo de ayer aparece como el golpe más duro" 

El soberano ha dictado sentencia: la carrera política de quien ejerciera la gobernación durante la represión que terminó con la vida del maestro Fuentealba, se acabó. Que así sea. 
 

1 comentario:

chela dijo...

Estamos iniciando un caminito de hormigas, en cada pago chico, para llegar a octubre fortalecidos en la convicción de un proyecto que nos incluye y nos humaniza. Y gracias, amigo, por recordar a mi colega Fuentealba... Las tizas no se volverán a manchar con sangre!
Un abrazo