jueves, 6 de mayo de 2010

Camaristas K!, asi no se puede!

La Cámara Federal rechazó una denuncia de Redrado, quien había presentado una acción ante la Justicia cuando la Policía le negó el acceso a su despacho por ser separado de su cargo.

Se trata de un fallo de la Sala II de la Cámara Federal que confirmó el fallo que desestimó la denuncia realizada por Redrado por habérsele impedido el ingreso a la sede del BCRA, en enero pasado, luego de haber sido separado de su cargo.  

El fallo de la Cámara que finalmente confirmó la resolución de Oyarbide fue firmado por los camaristas Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah.

Antes de avanzar sobre la resolución judicial, digamos que en cualquier momento, como ya paso con Oyarbide, los camaristas pasaran a ser llamados "camaristas K". Sigamos. Si bien el vocabulario judicial a veces es un tanto tedioso, la síntesis que justifica su decisión es magistral: 
"En este escenario, y sin que el presente análisis implique abrir juicio alguno en torno a las particularidades que rodearon el desplazamiento de Pérez Redrado del cargo de Presidente del Banco Central de la República Argentina -aspecto ajeno al objeto de esta investigación-, resulta claro que los sucesos reputados como ilícitos son el resultado de un derrotero jurisdiccional sobre cuyos alcances no puede expedirse esta sede, corriendo igual suerte las decisiones administrativas adoptadas a consecuencia de la interpretación que de sus efectos se efectuara", dice el fallo.

"Cuadra agregar que la postura que esgrime la recurrente sobre lo que, entiende, debe ser la correcta exégesis del fallo aludido -núcleo de su crítica y del cual hace derivar la ilegitimidad de lo actuado con posterioridad- resulta inoficiosa a los fines de evaluar la viabilidad de la acción penal deducida a la luz de los antecedentes reseñados, siendo dable concluir que los hechos, tal y como han sido denunciados, no evidencian la comisión de conducta ilícita alguna susceptible de reproche penal", sostuvieron los camaristas.

Chupate esa mandarina Pérez! Quizás con la recauda del libelo que acaba de publicar pueda enfrentar las costas. Chau.

1 comentario:

Gringoviejo dijo...

Yo creo que las costas se tendrían que pagar con una vaquita que tendrán que hacer los obsecuentes y mesiánicos (periodístas y políticos opositores)que le dieron manija.O los fondos buitres que lo instigaron.
Saludos.