martes, 2 de febrero de 2010

Lecturas de verano y naciendo

Uno me lo recomendó El Otro Campo, el otro lo compré de una, mirando vidrieras de librerías. Los dos me los devoré en seis días. "No Me Olvides", el recomendado, cuenta historias de resistentes peronistas. IM-PER-DI-BLE. Gracia Diego.
El segundo el "Noticias de los Montoneros", y cuenta la historia de ese mítico diario montonero de los setenta, recopilando los recuerdos de aquellos que participaron en esa empresa. En algunos casos, como el Paco Urondo, testimonian sus hijos. Se los recomiendo también.
Todo esto viene a cuento, porque quería dejarles dos textos que resultan de una enseñanza y reflexión digna de destacar, por lo menos para mí:

Extracto de una carta de Juan Domingo:
"No deben interesarle las maniobras de que me habla, porque los hombres son los hombres y, hay que tomarlos como realmente son y no como nosotros querriamos que fueran. El merito generalmente es de los que hacen cosas grandes y valerosas y no de los que intrigan y desatan bajas pasiones, porque el merito y lo sublime de las virtudes no está en su enunciado sino en su práctica. Usted es un hombre joven que debe conservar su ideismo peronista porque esa es la única fuerza motriz que lleva lejos. No le interese pues las maniobras mas o menos ingeniosas de los que proceden mal porque, a la larga, ellos sucumbiran victimas de su  propio mal procedimiento"
 Del libro "No me Olvides", y va la segunda, de "Noticias..."

"Apenas llegados, vinculados por esa pasión generosa, ya muchos de los periodistas se desprecian entre sí y en un tiempo de extensión imprevisible -un mes, un año, cinco años- la mayoría odiarará a casi cada un o de los otros y habrá construido su red de supervivencia en un universo competitivo, cruel y más de una vez desopilante. Pero al comienzo, ¡Ah, al comienzo!, todos sueñan que esa vez sí, esa vez se podrá; que con Fulano y Mengano y Zulano se podrá; que ese equipo impar encontrará el modo de hacer equilibrio entre los intereses de la empresa y la función social del periodismo; que allí el talento podrá lucirse y construir autores; que allí habrá libertad para decir dos o tres verdades, para escibir extensas piezas de periodismo narrativo; que allí se conformará una comunidad con los lecotres que, caramba, podría cambiar el curso de la historia. Y otras alucionaciones por el estilo"
 Se los recomiendo de verdad, y al que le quepa, que le quepa!


No hay comentarios: