jueves, 1 de octubre de 2009

Senadores, maniobras oscuras y oposición

Leemos hoy a Miguel Jorquera en Pagina12 quien nos relata que:

El kirchnerismo considera que ya tiene las firmas necesarias para el dictamen de mayoría, tras vencer la resistencia del díscolo Guillermo Jenefes, (me gustaría saber que run run tiene el Inge sobre esto) que preside la comisión cabecera de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión. Dueño de un multimedio en Jujuy, Jenefes rubricaría el dictamen en disidencia parcial con algunos artículos, pero que no serían los dos más cuestionados por la oposición –la integración de la autoridad de aplicación y la ampliación del plazo para que las compañías oligopólicas se desprendan de medios–.

Si se cumplen los pronósticos oficialistas, los gobernadores podrían cerrar hoy el debate en comisiones, aunque los voceros de Binner afirmaron que el mandatario santafesino no sería de la partida. Si la oposición logra bloquear la firma del dictamen, el kirchnerismo no estirará la decisión más allá de mañana. Quiere que el proyecto se trate la semana que viene en el recinto y con Cobos presidiendo la sesión. Allí, los votos dirimirán si la iniciativa se convierte en ley o sufre cambios y regresa a Diputados.

Esperemos entonces que la data del periodista sea cierta, y nos de un poco de aire en esta lucha que viene llevando a cabo el oficialismo desde hace aproximadamente un mes en el congreso.

Por otro lado, Parlamentario nos cuenta que el otrora "poderoso", hoy senador por La Rioja, está con un cuadro de salud delicado y se duda de su presencia. Eso sí, si asiste a la sesión, votará en contra. Si asiste.

Finalmente, el compañero Jorge Giles cierra su columna diaria con un pensamiento, que como no puedo superarlo literariamente, mejor lo corto y pego:

La derecha está rabiosa. Dispara ríos de tinta envenenada desde sus diarios. Todo vale para la defensa final de sus posiciones. Envía señales de auxilio a sus socios y amigos y entonces la televisión española lanza al aire un video sobre la pobreza y la corrupción en el país “sudaca”. O sea, nosotros. El Wall Street Journal hace otro tanto y pinta un cuadro dantesco de “una Argentina, casi igual que en el 2001”.

“Sigamos, sigamos”, dan la orden desde algún lugar.

Las calles de Buenos Aires se llenan de piquetes. En el Chaco, atacan e incendian oficinas del Estado.

Todo vale. El cardenal Bergoglio condena la pobreza en un ambiente recoleto rodeado de “pobres”. Pero no se asombren, son sólo pobres de espíritus.

Monseñor habla al compás de la batuta de Roberto Dromi, el coordinador del seminario, el gran privatizador de Menem, el cerebro jurídico de la demolición final iniciada por la dictadura, el que diseñó el modelo neoliberal en la Argentina.

Los que crearon un país de pobres hoy dictan cátedras contra la pobreza.

La Argentina paradojal entró en combustión.

Los inspirados en la dictadura y en las doctrinas autoritarias y fascistas, cuelgan en Internet, videos de agitación para que no se toque la ley de medios de la dictadura. Muchos de los grupos que hoy cortan las calles, son los mismos que le hicieron el aguante a la patronal rural en los cortes de ruta el año pasado. Lo que se dice, una línea de conducta coherente.

Todo sirve para agitar fantasmas del pasado. La patronal de Kraft pone lo suyo. Provoca, amenaza, empuja, ordena mano dura.

También allí es el Estado el que defiende el empleo decente, con el Ministro Carlos Tomada a la cabeza.

La derecha que provocó el colapso político y económico global, ataca por izquierda, sin ponerse colorada.

Hace tiempo que perdieron el tren de la historia. Pero no hay que subestimarlos jamás. Son capaces de todo, como dicen en el barrio.

Se escandalizan con los cortes, pero los alientan.

Los alientan, pero Macri y De Narváez dicen a dúo, que cuando sean gobierno, palo y a la bolsa con los que protesten.

Esa es la diferencia de vivir con un Gobierno nacional y popular.

2 comentarios:

Néstor Sbariggi dijo...

No tengo nada nuevo Marcelo. Jenefes estira sabiendo que su firma es clave y por este lado se asegura que firmará en disidencia.

La jugada de la oposición es impedir que el proyecto salga como dictamen de mayoría obligando a conseguir los votos de los 2/3 de los presentes y para esto el que tiene que aguantar es Jenefes aunque no están muy convencidos de esto tampoco.

Dicen que anoche cenó el bloque de senadores del FpV-PJ en Olivos pero no hay data de esa cena tampoco y si Jenefes fue o no.

Me parece que es demasiado peso para un solo hombre, veremos si hoy firma y sino mañana hay que exigírselo.

Saludos

Mery dijo...

MOO lo peor fué aguantar al rabino berga, un horror!!!!!!!!
este debate fué selectivo, no fué como el de diputados que era mas popular, sin embargo también se pudieron sacar cosas buenas.
y menos mal que a la tarde tipo 7 se hizo la luz basta de boludeo el proyecto se defiende porque es un proyecto del pueblo y listo. ya está todo firmado y a votar!!!!!!!!! saludos compañero!!!!!!!