jueves, 20 de noviembre de 2008

Marcharon Los De Siempre

Ayer fui a cubrir la marcha de los empleados de las AFJP que se realizó frente al Congreso de la Nación. Desde esta columna no analizaré la validez del proyecto en ciernes y pronto a votarse, no soy especialista en derecho previsional, así que no haré un análisis político del proyecto SIPA, sino sobre el evento en sí. Trataré se separar sensaciones propias y limitarme al análisis desde un punto de vista independiente y serio, vamos a ver si sale.


Primer punto, cantidad de gente que asistió, es importante la cantidad? Y sí. Si lo era cuando juntaban 150 mil, 240 mil, ahora que juntan 300 o 400 como ayer, también debe serlo. En la primera marcha, los empleados de AFJP sumaron 1000 personas, es decir que en dos semanas perdieron el 60% de convocatoria.


Segundo punto, autoconvocados: Basta con esto. No mientan más, quizá aquí radique la perdida de presencias a la marcha. Ayer, claramente se pudo ver a los jóvenes del Partido Unión Ciudadana en la organización. Ellos aportaron toda la logística, desde el audio hasta el reparto de silbatos entre la gente. Además, había algunos carcamanes del Partido Demócrata, la gente de Foro Republicano, pero la frutilla fue la presencia de Esteban Bullrich, diputado nacional por el PRO y orador de cierre.


Equipos de percusión: Mucho se ha criticado al PJ por su manera de convocar: “que vienen por el choripan”, “que les pagan veinte pesitos por cabeza”, “que los traen en micros”. Desde determinado sector siempre se es muy crítico con las movilizaciones del peronismo. Pero, siempre hay un pero, si son “ellos” los que “contratan” equipos de muchachos para hacer la percusión, eso está bien. No es censurable, al decir de Macri y los “hombres –cartel”, de última, les están dando laburo.


Adhesiones: Antes, pero hace poco, el 5 de noviembre, Hugo Biolcatti, Mario Llambías, Luciano Miguens, Sergio Bergaman, Alfredo De Angeli. Ayer, en empleado de AFJP subido al camión-escenario, mostró una remera que tenía estampada la frase “yo estoy con las AFJP” y que estaba autografiada por De Angeli. Mostrar esa remera fue la adhesión que hizo llegar el gran toro argento. Lastimoso, peor fue la ovación cuando se mencionó su nombre.


Intolerancia: Hablan y hablan de la soberbia kirchnerista, de lo despótico que son, que esto es una dictadura, y tantas otras cosas más. Cuando uno se mezcla entre ellos y escucha sus comentarios, da pavura!!

Frases del tipo “Acá adentro están los chorros” (por los legisladores y la casa máxima de la democracia); “Que se vaya la yegua”; “Puta, devolve nuestra plata”; “Piratas”. Pueden argumentar que eso es parte del folclore político argentino, hay algo de cierto en ello, pero cuando los miras a los ojos, es como cuando miras a los ojos a Oirrak, les ves la verdad.


Final: el himno, siempre el himno, y con mucha fuerza esa parte de "Oh juremos con gloria morir", total después al frente van otros.



2 comentarios:

sin dioses dijo...

Me gusto, pero lo del rabino Bergaman, se le escapo en el teclado o fue a drede, si es la segunda opcion, dos veces felicitaciones.

MOO dijo...

la pura verdad es que se escapo el dedo sin querer, pero... leyendolo, la verdad que está bueno, a partir de ahora lo llamaré así