domingo, 30 de noviembre de 2008

La Estrategia Del Equívoco

Seguramente, muy comodamente sentado en su despacho, mediante una computadora portatil de última generación, el Editor en Jefe, nos plantea esta mañana el equívoco en que incurrieron esta semana algunos aliados del gobierno. En el último parrafo, que transcribo, opina así:

Clarín ya ha sufrido en 1974 el ataque de bandas armadas, que fue justificado desde el poder. Ese hecho traumático despierta oscuras remembranzas de métodos que debieran desterrarse para siempre de la política argentina.

Muy humildemente, desde este posteo quisiera recordarle al Señor Editor Jefe que en "La estrategia del equívoco" muchos hubieramos deseado ver que usted incluía, por caso estas acciones:


En el marco de esa victoria de la burocracia sindical, la empresa, el 4 de noviembre, resolvió vallar la entrada tras efectivizar 117 despidos, incluida toda la comisión interna y gran parte de la junta electoral. “Clarín fue apañado en aquel momento por el Ministerio de Trabajo de Fernando de la Rúa que no hizo absolutamente nada por aplicar la conciliación obligatoria en una empresa que ECHA a LOS DIEZ DELEGADOS DE LA COMISION INTERNA”, Pablo Llanto, La Noble Ernestina.

Ante la autoconvocatoria espontanea a manifestar en contra de los despidos frente a las puertas del diario, CLARIN implemento un operativo cuyo único objetivo fue aterrorizar a los empleados que aun conservamos el empleo transmitiendo de distintas maneras la amenaza constante de despido. El día domingo por la tarde los editores jefes recibieron la orden del Secretario de Redacción, Roberto Pablo Guareschi, de telefonear a todos sus empleados y transmitirles el siguiente mensaje: “el que no entra a trabajar que se considere despedido”... “se esta con la empresa o contra la empresa”. Ademas las Asambleas en la calle eran filmadas desde la terraza del diario y desde balcones de la vereda de enfrente, en un claro acto de intimidación. No faltaron tampoco los camiones de la Infantería de la Policía Federal, que reprimió a compañeros cuando intentaban mantener un piquete sobre la entrada de Piedras el domingo por la tarde.

Causa Herrera de Noble/Grupo Clarín: Dura denuncia ante la Corte Suprema de Justicia, que involucra a algunos ministros

El siguiente texto fue presentado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, relacionado con la conocida denuncia de adopción ilegal de quienes dicen llamarse Marcela y Felipe Noble Herrera, cuando resultarían hijos de detenidos-desaparecidos:

Señores Jueces de la Corte Suprema:

Pablo Llonto, abogado, tomo 28 Folio 283 de la CSJN, letrado apoderado de David Lanuscou, tío de la menor Matilde Lanuscou, una de las bebas secuestradas durante la última dictadura militar, en la causa 505/05 de la CSJN, “Noble Herrera, Marcela y Noble Herrera Felipe s/ Recurso de Casación” constituyendo domicilio legal en Amancio Alcorta 1790 B de Capital Federal ante la CSJN, me presento y digo:


El jueves 31 de julio a las 11 de la mañana, en un portón de ingreso a la planta de Artes Graficas Rioplatense (AGR), uno de los mayores talleres gráficos de América Latina propiedad del grupo Clarín, se produjo un accidente fatal del que es responsable la empresa, en el que falleció nuestra compañera Joana Riboli. Joana era una joven de 29 años que trabajaba tercerizada como nutricionista para el comedor de la planta, la muerte fue en su horario de trabajo y consecuencia de la más absoluta negligencia de esta patronal que se caracteriza por mantener las condiciones de trabajo fuera del convenio y de la ley.
Quiso ingresar a la planta por un portón habilitado para el ingreso de camiones y peatones, el cual la aplasto al cerrarse. El servicio de ambulancias por el que los trabajadores hemos realizado reiterados reclamos en la fábrica tardo 35 minutos mientras la compañera agonizaba en el suelo.
Se trata de un portón que luego de la huelga del 2004 fue duplicado en su altura, y por lo tanto en su peso y fuerza. Sin embargo a pesar de circular diariamente por allí personal interno y externo a la empresa no tenia censor alguno que lo detuviera en caso de tener una persona en el medio y ni siquiera una chicharra que anunciara su cierre… un trampa mortal en la que cayó Joana.
La actitud patronal fue aberrante del principio al fin, al morir arrastraron su cuerpo para que pudieran seguir circulando los camiones llevando y trayendo mercadería, dejando una macabra marca de sangre que refleja el valor que tiene para la patronal la vida de los trabajadores.
Intentaron ocultar durante el turno mañana el terrible final de la compañera, lo cual ya no pudieron hacer con el de la tarde que inicio un paro de 24 horas, reclamando una ambulancia permanente en la planta, medico la 24 horas -incluyendo los fines de semana-, que se realice una urgente puesta a punto de las condiciones de seguridad en la fábrica y principalmente organizando luto por la compañera fallecida, luto que la patronal primero se negó a otorgar y luego a respetar. Por Pablo Viñas

En momentos en que a nivel nacional se está discutiendo un nuevo marco jurídico sobre el funcionamiento de los medios de comunicación para limitar a los monopolios que manipulan la información desde hace décadas, salta a la luz uno de los principales escollos que tiene el periodismo independiente para desarrollarse en nuestro país: la empresa Papel Prensa SA.
Esta compañía monopólica, que es controlada por el Grupo Clarín y el diario La Nación (en sociedad con el Estado), busca ahogar a aquellos diarios que no forman parte de la corporación mediante continuos aumentos en el precio del papel: en diciembre de 2006 salía $ 1.567 la tonelada; en enero de 2007, $ 1.571; febrero, $ 1.728; noviembre, $ 1.734; enero de 2008, $ 1.903; y mayo de este año, $ 2.151. Es decir, en poco más de un año el precio se incrementó un 37,2%, cuatro veces más que el índice de inflación anual reconocido por el INDEC. A esto se le suma el aumento de transporte que cobra Papel Prensa: de los $ 210,91 por tonelada que se pagaba en diciembre de 2006, se pasó a $ 280,95 en enero de este año. La compra del papel también incluye una fuerte carga impositiva que eleva los costos: al precio hay que agregarle 21% de IVA, 3% de Ingresos Brutos y 3% de Retenciones (27% en total).
Como no existe otra empresa que produzca este insumo en el país, la única alternativa que tienen los medios independientes es comprar papel en Chile, pero el precio allí está dolarizado y es un 40% mayor de lo que cotiza en el mercado argentino. Este esquema que habilita a dos empresas a controlar la producción de papel, que ellas mismas consumen (eso les posibilita acceder a créditos para pagar el insumo con dos o tres años de plazo, beneficio que no tienen otras empresas periodísticas), Fue diseñada a sangre y fuego por la última dictadura militar, que buscaba apoyo periodístico para tapar los crímenes de lesa humanidad que se estaban cometiendo.

No hay comentarios: