viernes, 18 de octubre de 2013

Los barrabravas de Massa

Extraído del diario de Javier Romero:

La violenta interna de Boca y sus vínculos con los candidatos moronenses del Frente Renovador.

Una vez más, los nexos entre dirigentes políticos y barrabravas quedan expuestos y resulta ser transversal a los marcos ideológicos. Hace pocos días, el candidato a concejal de Sergio Massa en Morón, Martín Marinucci, se mostró naturalmente con los dirigentes del Social Club de Villa Sarmiento, quienes le regalaron una camiseta y reclutan fiscales para su lista.

El presidente de esa institución es Daniel “Peti” Wehbe, acusado junto con Mauro Martín y Maximiliano Mazzaro por el asesinato de un vecino de Liniers, que molestaba con su perro a un cuñado del jefe de “La 12”. Wehbe logró escapar y al día de hoy continua prófugo de la justicia.

Una vez por mes los punteros de Marinucci organizan una cena en el club ubicado en la calle Ricardo Gutiérrez al 700, de la que suelen participar algunos empresarios de la noche de Ramos Mejía para recaudar fondos. Algunos sostienen que es para ayudar al prófugo y otros que es para financiar la campaña de Massa y Marinucci en Morón.

Wehbe, además de ser el presidente del Social Club Villa Sarmiento, daba clases de boxeo en el lugar. El candidato a concejal por el massismo exhibió en su Facebook una foto y es conocido en el club como un asiduo visitante.

La justicia está investigando “el aguantadero”, tiene la certeza de que allí es de donde se financia la vida en clandestinidad de “Peti” Wehbe. 




Esta no es más que otra muestra de los vínculos espurios entre la violencia del futbol y la política. Martín Marinucci comparte el espacio político con Luis Barrionuevo (Chacarita) y por supuesto con Massa (Tigre), cuyo tan mentado sistema de cámaras de seguridad dejó de funcionar misteriosamente durante los incidentes que protagonizaron los barras de Tigre antes del partido ante River, el campeonato pasado.

En su paso por Morón, Sergio Massa visitó las instalaciones del Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón, cuyo secretario general es Pablo Salvo, quién fue secretario del Gallito, al que luego lo abandonó con una deuda cercana a los dos millones de pesos para asumir en el gremio y lanzarse de lleno a la política de la mano de Marinucci.

En esa ocasión le regalaron a Massa una casaca del Gallo al tiempo que entonaban la mítica canción “Tigre y Morón son amigos”, haciendo alarde de la amistad entre las dos barras. Quien lo sigue a Marinucci en la lista de concejales es Jorge Laviuzza, acusado por Liliana García de ser uno de los encubridores del asesinato de su hijo Daniel en Paysandú, a manos –casualmente- de barras de Morón y Tigre.

Ahora la justicia porteña tiene una línea más de investigación. No sabía que el prófugo Wehbe es presidente de la institución que hace, al mismo tiempo, de base para la campaña de Marinucci y de aguantadero de la parcialidad de “La 12” enfrentada a Rafael “Rafa” Di Zeo. Hasta ahora.

No hay comentarios: