miércoles, 10 de abril de 2013

Exprés, las pelotas

18 de agosto de 2010. Titulaba Clarín por la mañana en el suplemento económico:



En el desarrollo se describía: 
"Con dos propuestas diferentes en cuanto al financiamiento y con un acuerdo para garantizar la aprobación del proyecto, los bloques de la oposición avanzarán esta tarde en Diputados con la iniciativa para llevar las jubilaciones al 82% del salario mínimo de los trabajadores en actividad, modificar la fórmula de movilidad y recomponer los haberes de acuerdo con los fallos Badaro y Sánchez" y más adelante dice: "Los bloques de la oposición daremos quórum, porque hay acuerdo en que es urgente aumentar las jubilaciones. Sólo el oficialismo está en contra"
En aquella oportunidad, el tan mentado y fracasado Grupo A, pretendió tomar decisiones que trastocaban su rol legislativo, marcando la cancha -como quien dice- al gobierno.

19 de agosto de 2010. Sólo un DÍA DESPUÉS. Decía Clarín:



Leíamos:

"El vicepresidente Julio Cobos respaldó el proyecto opositor -aprobado esta madrugada por Diputados- que fija el piso de las jubilaciones en el 82% móvil del salario mínimo de los trabajadores en actividad, al tiempo que pidió "encontrarle sustentabilidad en el tiempo"

Finalmente salió el proyecto de la oposición sin acuerdo del FpV.

En esa votación hubo 89 votos negativos, toda la bancada del FpV. No se tuvo poder de negociación; el oficialismo era minoría, pero de todas maneras, no rehuyo ni el debate ni el quorúm. Se perdió, así es la democracia. Los que más votos sacan, deciden. Más luego, con su atribución presidencial, la Presidenta veto la norma. Ni ahí, equiparando los más de 80 vetos del alcalde porteño.
Tres años más tarde.


Ni exprés, ni que no se admiten cambios, ni mierda. El problema es que no pueden evitar la sanción porque son minoría. Todo es una puesta en escena so pretexto de endilgar calificativos de defensa de las instituciones, de la república y en contra del autoritarismo. Todo un safraslafra que compran sus acostumbrados clientes llenos de odio y resentimiento.


ES LA DEMOCRACIA, ESTÚPIDOS!

No hay comentarios: