lunes, 10 de septiembre de 2012

El amor y la justicia

No es menester ante el agravio, atacar al que incurre en la violencia, vamos a sacarle no se cuantas puede soportar su rostro otra careta:

La bella conductora de “Telenoche” (digo bella y me la banco porque es una linda mujer), María Laura Santillán, inició un romance con el dueño de Editorial Perfil, Jorge Fontevecchia. Por ahora lo mantenían en secreto pero la prensa ya estaba sospechando del romancete. Los dos llevan adelante una cruzada en contra del Gobierno y defienden con uñas y dientes los roles que ambos grupos periodísticos tienen ante el oficialismo. Ella estuvo casada con Marcelo Morano y con Carlos D´Elía, director de noticias del Trece y TN. Además fue pareja de Daniel Hadad durante sus primeros trabajos en el mundo del periodismo. Jorge Fontevecchia está separado de Miriam Bunin y se lo vinculó amorosamente con Karina Jelinek, algo que nunca se pudo ni se podrá comprobar. Los dos están solos y han concretado esta bella historia de amor donde, entre otras cosas, hacen “Causa Común” contra el Gobierno de turno¡No hay nada más que agregar!

No es pretensión de éste escriba, opinar sobre con quién o no puede estar fulano o mengano, y menos que hace con su culo, sino simplemente, hacer notar que nada es casual. Sigo.

Es evidente que la estrategia periodística del titular de la nefasta editorial es ver hasta dónde tira del hilo; es, esperar que se decidan a cortar ese hilo, para salir en denunciar ante cuanta organización periodística exista en el mundo, que "están atacando la libertad de prensa". Es de manual, pero de manual de hijodeputa. 

Por eso es importante recordar, ante la posibilidad que alguno/a recurra a la justicia, que hizo el fulano cuando a su criterio sufrió una violencia parecida a la que acaba de cometer. Veamos:

Corría el año 1998. Por aquellos menemistas años, el ex taxi boy devenido en empresario de espectáculos Luciano Garbellano, publicaba un libro, que se llamo Spartacus, en el que contaba algunos detalles privados, sobre habitúes del susodicho lugar. El caso más reconocido fue el juez Norberto Oyarbide. 

Recogiendo lo escrito en el libro, el periodista de la revista Gente Alfredo Serra, el mismo que e1º de abril de 1976 memoria escribiera: “Cuando se habla del nuevo Presidente se habla de un moralista, de un hombre de otro tiempo, de una corrección personal, de una honestidad y de una pureza llevadas al límite del renunciamiento”, publicó una nota en la que hacía mención a la supuesta concurrencia de Fontevecchia a Spartacus.

En aquella oportunidad, en la que por supuesto aún no existía la ley 26485, el amigo de los amigos Fontevecchia, sintió que se estaba mansillando y violando su integridad, por lo tanto recurrió a la justicia, sin siquiera pensar un momento que lo que le pedía a la justicia jamás se rozaría con poner límites a la libertad de expresión. 

Así las cosas, el fallo dictado por la Justicia correccional se atrevió a navegar por los laberintos legales de Internet y ordenó a la revista Gente que retire de su sitio en la web un artículo por el cual se había sentido agraviado el propietario de la Editorial Perfil. El editorialista cuestionado (Serra), debió retractarse en forma pública. Sin embargo, la nota, en su versión original, mantuvo su lugar en el archivo de la web, lo que motivó la renovada queja de los abogados de Perfil, que recibieron ahora una nueva sentencia a favor del juez Luis Juan Torres.
“Con esta resolución, que es inédita, el poder de la Justicia llegó también al ciberespacio, que hasta ahora estaba fuera del alcance de los magistrados”, dijo a Página/12 Gustavo Romano Duffau, abogado de la Editorial Perfil. El letrado admitió que el fallo, en sus considerandos, está todavía “muy lejos” de establecer jurisprudencia sobre cuáles son los límites de lo que se publica en Internet“El doctor Torres tuvo en cuenta que el propio Serra, en la retractación publicada por Gente, había admitido el error y había pedido disculpas, no obstante lo cual la injuria seguía infiriéndose por Internet”
Romano Duffau aseguró que en los últimos tiempos se han iniciado “unos cuantos juicios por lo que se publica en las ediciones on line”

Lo que dice la ley:

Se considera violencia indirecta, a los efectos de la presente ley, toda conducta, acción omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón.
ARTICULO 5º — Tipos. Quedan especialmente comprendidos en la definición del artículo precedente, los siguientes tipos de violencia contra la mujer:2.- Psicológica: La que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación aislamiento. Incluye también la culpabilización, vigilancia constante, exigencia de obediencia sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación
ARTICULO 6º — Modalidades. A los efectos de esta ley se entiende por modalidades las formas en que se manifiestan los distintos tipos de violencia contra las mujeres en los diferentes ámbitos, quedando especialmente comprendidas las siguientes:f) Violencia mediática contra las mujeres: aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres.

Veremos si alguna va a tribunales. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me arme de una gran cantidad de paciencia, para leer todo el articulo ! Me quedé pensando: que es lo que los argentinos..., los de la Quiaca, hasta Ushuaia, quedaran pensando, despues de leer...? Si los problemazos que la Republica tiene, son de conocimiento de cada uno..., este articulo, deberá...? Servir de consuelo ? Servir de relax ? De animo ? De Ejemplo ? De que será ?