sábado, 6 de agosto de 2011

Se fue un colega

Hasta cualquier momento Claudio!
El periodista Claudio Díaz, reconocido por haber renunciado como empleado del Grupo Clarín en ocasión del debate público sobre la Resolución 125, e integrante de una cooperativa que administra un canal de televisión en la localidad bonaerense de Haedo, falleció anoche.
Díaz, en ocasión de las polémicas públicas en torno a la Resolución 125 sobre retenciones a las exportaciones agropecuarias, ejerciendo el periodismo con actitud militante decidió renunciar como empleado del Grupo Clarín sin recibir indemnización ni pago alguno cuando dirigía el suplemento zonal Morón-Ituzaingó del matutino.
Días después su casa fue asaltada por desconocidos y encapuchados que golpearon a la madre del periodista, revolvieron las pertenencias de la vivienda y no se llevaron nada de valor.
Por la decisión de Díaz de renunciar a su trabajo en Clarín, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, lo declaró héroe civil.
Entre sus libros se destacan los títulos “Manual del antiperonismo ilustrado”, “Diario de guerra. Clarín el gran engaño argentino”; y el “Movimiento Obrero Argentino”.
En su trayectoria, Claudio Díaz en 1989 recibió el Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí, que le entregó en persona Fidel Castro, en La Habana, por su trabajo de investigación sobre sectas en Argentina junto a Alfredo Silleta.
También el periodista fallecido integró la agrupación Oesterheld y formaba parte de la “Cooperativa de la gente cordial”, que administra el Canal 4 de televisión, de la localidad de Haedo, en el conurbano bonaerense.
Persona ejemplar, de cara adolescente, Díaz se caracterizó por su valentía en el ejercicio del periodismo y en su recorrido por la profesión además se desempeñó como Secretario de Redacción de la revista Jotapé durante la década de los años 80.
El velatorio de Claudio Díaz se desarrollará en la Casa de la Defensa, de la Agencia Télam, ubicada en Defensa 372, mañana entre las 9 y una hora más tarde partirá hacia el cementerio de Morón, donde será enterrado a las 11.

1 comentario:

Grisaceo dijo...

un grande! un ejemplo ético que se canso del blindaje mediático y la hipocresía