miércoles, 5 de agosto de 2009

Mendieta. Una relectura


Algunos de mis lectores u oyentes de Blogueros en Frecuencia Modulada, se habrán enterado que se me dio por confeccionar una suerte de compilado de lo que considero -muy arbitrariamente- buenos post de algunos compañeros de la blogosfera Nac&Pop.

Asi, arranqué seleccionando escritos de Mendieta y ayer, releyendo, me encuentro con una entrada del 3 de junio que merece para este escriba ser re-publicada.

Un amigo suele decir, "con total honestidad" (como si se pudiera ser parcialmente honesto): CHAPEAU PARA MENDIETA, CUANTA VISION, o que BUENA DATA!!

Les transcribo "Charlas de Bares: el 29 de junio". Las negritas son mías. Mendieta, quizá esto le sirva de aliento, en este momento de estreñimiento.

- Yo creo que al Flaco no lo entienden ni un cachito.

- Eh? A quién?

- Al Flaco, boludo. Al Néstor.

- Apa. Cuanta confianza. Y quiénes no lo entienden, che?

- Casi ninguno de los que se suponen que se dedican a entender. Ni los periodistas, ni los analistas, ni los opositores, ni la mayoría de los oficialistas.

- Epa epa. Suena fuerte. Qué tal si te explayás.

- Cortito, cortito. Primero: hay que caracterizarlo. Y contra toda la tendencia dominante, yo creo que el Flaco es mucho más transparente de lo que suponen. Al revés de otro que aceptó que si decía la verdad no lo votaban, éste dice la verdad, pero no le creen. Entonces va y dice: éste es un gobierno pragmático y todos fruncen la jeta. Por izquierda quieren escuchar “es un gobierno revolucionario”, por derecha “es un gobierno autoritario”. Pero no: el chabón dice pragmático.

- Y? Y eso que quiere decir?

- Así, solo, nada. Hay que seguir caracterizando. Y la segunda caracterización, y en esta masomenos todos estamos de acuerdo, de izquierda a derecha, de arriba abajo, es que al tipo le gustó llegar al poder, le gusta ejercerlo y, sobre todo, por sobre todo, le gustaría retenerlo. Y es en virtud de esta característica que no ha dudado de ejecutar las acciones más audaces y más imprevistas. Por caso, te acordás de Rovira? Pum, no hay reelección para nadie. Daniel, a provincia. Barajamos de nuevo. Listo. Algo así como: mientras podamos seguir ganando –primera condición para ejecutar el tan mentado “proyecto”- podemos cambiar la formación del equipo, el planteo táctico, el banco de suplentes, el técnico, el presidente del club o lo que sea. Lo que no se toca es la camiseta.

- No veo a dónde vas.

- Al 29 de Junio. Mirá: si mete la diferencia que dicen que va a meter en la provincia, y cuanto todos a coro esperan la “chavización”, la “agudización de los conflictos”, el “ahora vamos por todo”, el “van a estatizar el obelisco”, yo intuyo otra cosa.

- Largueló, largueló. Total no nos escucha nadie.

- Parado en el centro del ring, aún magullado, pero victorioso, me lo veo abriendo y abriendo sus brazos, diciendo algo así como “sin rencores, sentémonos a charlar, a dialogar y generar consensos para enfrentar, todos juntos, como hermanos, la gran crisis económica internacional que enfrentamos”. Teléfono para Pino y para De Narvaez. Para Sabatella y para Binner. Hasta, con un poco de esfuerzo, me imagino un telefonazo a Cobos y a Clarín.

- Vos estás pirado. Si te escuchan algunos kirchneristas te matan. Defección!, Entrega!.

- Puede ser. Pero si me escuchara al Flaco creo que sonreiría.

No hay comentarios: