martes, 4 de agosto de 2009

El fin de TBA

Miscelaneas

El día que perón privatizó

El fin de TBA - Continuidad de sus líneas

Ante el estrepitoso fracaso de la Corporación de Transportes, el estado nacional se hizo cargo de los servicios, en un primer momento a través del Ministerio de Transportes de la Nación, y desde el primer día de 1952 con la creación de la Administración General de los Transportes de Buenos Aires (TBA).

La inyección de modernidad aportada por las unidades llegadas en la posguerra no fue suficiente para levantar la ecuación económica de la empresa, que a fines de la década del '50 decidió traspasar los servicios a manos privadas.

MICROOMNIBUS

Un hecho casi insólito durante el gobierno justicialista, que se caracterizó por una fuerte participación del estado en varios ámbitos, fue la privatización de las líneas de microómnibus de TBA (la palabra "colectivo" había sido prácticamente erradicada por la Corporación). El 8 de julio de 1955, 19 líneas fueron entregadas a los empleados de las estaciones a razón de un vehículo cada dos conductores, por resolución 240/55.

El 26 de junio de 1955 se habían autorizado las fusiones de las líneas 203 y 218, 213 y 238, 267 y 274, a partir del 9 de julio. En los tres casos mantuvieron el primer número. El traspaso oficial de los 795 coches fue el 13 de diciembre, cuando ya hacía seis meses que circulaban como privadas, con las unidades repintadas y profusamente fileteadas.

Chevrolet '46 Costa Rica en la línea 223 privatizada. Ilustración Aníbal Trasmonte.

Luego de la primera transferencia, TBA habilitó las líneas auxiliares 126, 130, 133 y 140, con 99 coches que había conservado. Tres de ellas fueron privatizadas el 25 de marzo de 1960, mientras que la 133 fue fusionada al ómnibus 111 de TBA.

Chevrolet `46 Costa Rica de la línea 203 (hoy 93) con la librea adoptada tras la privatización, con gran cantidad de filetes y fantasías que embellecieron a las otrora asépticas unidades estatales. (Foto: Juan José García - Colección Pedro C. Teisa)

Para aquellos apasionados de la historia, pero sobre todo de "historias", les recomiendo visitar la excelente página busarg.com.ar del amigo Alejandro Scartaccini. En ella, además de profundizar la presente nota, podrán recorrer la historia del transporte público de pasajeros, bah, de los "Bondis".


1 comentario:

Daniel Mancuso dijo...

cuando era chico, yo viajaba en esos colectivos, me sacaste un lagrimón...
abrazo MOO