miércoles, 19 de agosto de 2009

De Buenos Aires a Mendoza por la Soja

Nota: En fucsia, un aproximado derrotero de la Ruta Nacional Nº 7


Salir de Buenos Aires hacia Mendoza por la Ruta nacional 7 nos depara algunas sorpresas.

El trayecto desde Luján hasta Iriarte, el último pueblo en el límite con Santa Fe, nos muestra una postal característica de Buenos Aires distinta a la de otros años. Si bien, no es una zona que por historia haya sido ganadera, no es menos cierto que siempre hubo ganado. Bien digo, hubo.

Aunque comparando presencia "ganaderil" respecto del resto de las provincias que atraviesa la siete, afana.

Pero lo llamativo es el cultivo. Sólo SOJA. Minga de otra semilla. Minga de trigo, girasol o sorgo, por citar algunos que conozco. Antes que se me venga al humo algún campero, denostándome que esa zona es para tal o cual cultivo, le aclaro, sólo se trata de relatar lo que vi.

Solo soja en, por ,lo menos, todos los campos que son frentistas a la ruta. Y en eso de ser frentista, una pregunta: eso les da derecho a sembrar soja en los prestamos?

Una vez atravesada la Laguna La Picasa. Les recuerdo: esa laguna se había comido la ruta y había que hacer un rodeo por los campos, alargando unos 50 km el recorrido; pero eso ya paso: bajo la presidencia de Néstor Kirchner se reinauguró ese tramo inundado luego de 8 años de sucedida la inundación y ahora el camino es directo. Pero sigamos, ya estamos en la provincia de Santa Fe -en la puntita de la bota-, el primer poblado es Aaron Castellanos y el último antes de ingresar a Córdoba es Rufino, ahí donde se cruza la ruta nacional 33. Son apenas unos 60/70 km.

Ganado?, apenas un puñado de cabezas en Castellanos, el resto... Adivinen

Una vez en Córdoba, las tres ciudades más importantes son Laboulaye, General Levalle y Vicuña Mackenna. Esta provincia abarca unos 200/250 km. de la ruta 7. Hace poco más de un año atrás, Laboulaye fue uno de los focos de conflicto con las entidades agrarias y dónde se produjo una muerte por piquete, pero para los grandes medios de desinformación fue algo así como: "por culpa del gobierno hubo una muerte" y lo digo así, con mucho respeto por la persona fallecida, pero ninguno se hizo cargo de comunicar con el mismo rigor que lo hacen cuando algún hecho sirve para pegarle al gobierno.

Paréntesis. Ahora que digo esto, ¡cómo puede ser que desde el Multimedio se siga sindicando al tipo al que D'Elia le pego un bife como representante del campo!

Sigo, en esos 200/250 km. de ruta, sólo se ve SOJA. No hay otro cultivo. Ah, no, miento, hay otro, bah, no se si es "cultivo" o "cultivado", son esos enormes gusanos que se ven incluso desde el google earth. Invento argento: el silo bolsa; lugar en el que se puede almacenar la cosecha, creo, por unos siete años.

Justo Daract es la bienvenida a la República de San Luis, que además tiene otro uso horario del resto del país. Sin dudas, el mejor tramo de la ruta, doble mano de ida y de vuelta, autopista; y un despropósito: la totalidad del tramo puntano (208 km.) está iluminado. Las luminarias, una cada 100 metros, estan pintadas de distintos colores, agrupadas en tiras de, digamos de veinte. Es decir: te aparecen 20 columnas de alumbrado azul, luego otras veinte verdes, luego otras veinte rosas y así sucesivamente pasando por distintos colores. Dicen, es para que te entretengas o te llame la atención, así los conductores no se duermen. Otra, vieron que "el Alberto" dice que habla con el Planeta Xilum o no se que poronga, bueno: imperdibles las esculturas de hierro de los planetas del sistema solar esparcidas por el trayecto de la siete y que forman parte del proyecto "Mega Sistema Solar de San Luis".

De Justo Daract hasta Villa Mercedes (la segunda ciudad de la provincia) era una tierra bastante hostil. En recorridos anteriores, la verdad, era la nada. Hoy, por esas cosas de la tecnología agraria que tiene éste país, hay... SOJA. Luego del polo industrial mercedino y digamos, por unos 50 kilometros sigue la SOJA.

A partir de aquí, hasta la primera localidad mendocina, Desaguadero, que lleva el nombre del río que limita ambas provincias, nada. Estamos ya en la zona de las sierras puntanas. Me corrijo, nada no. En cada cruce de camino sobre la ruta 7, hay un polo de wi-fi gratis.

Desde Desaguadero, lugar en el que la Gendarmería Nacional te cobra por revisarte el vehículo, aunque la excusa es la desinfección del mismo, cosa que no se produce, hasta Mendoza ciudad, el cultivo por excelencia de la provincia: la vid.

Celso Jaque ha encarado la construcción del tramo que le corresponde, imitando a San Luis, como autovía. Viene lenta, pero viene. Está bueno eso, porque a esta altura ya se recorrieron unos 800 kilometros y los últimos tramos se hacen duros.

En definitiva, de casi 1100 kilometros de ruta desde Buenos Aires hasta Mendoza, 700 kilometros estan destinados al cultivo de la SOJA.

Saque usted, amigo lector, su propia conclusión. Yo, ya saque la mía.

4 comentarios:

Un peronista verdadero dijo...

Sí, puede que la soja sea el cultivo predominante. Pero eso nos lleva a la reflexión sobre porqué no habrá otros cultivos, o ganadería vacuna, ovina o lo que sea. Tendrías que ir a vivir al lugar toda la vida, y dedicarte a la ganadería, a la lechería, a la elaboración de quesos.
Después de varios años de cría de ganado, por ej,. y que puedas mandar las primeras cabezas a Liniers, oh! sorpresa! Por cada kg. vivo te van a dar tres pesos. Te vas a preguntar: ¿nada más?. A eso le tenés que sacar el flete, los impuestos, los seguros, entre otras cosas.
Después de pagar tus deudas, el forraje para invierno, comprarte calzones para tu familia y para vos, te vas a dar cuenta que todavía tenés deudas!. Entonces decís:¡mejor me dedico a la lechería!. Cuando mandás los primeros hectólitros de leche a La Serenísima, por ej, te pagan $ 0.80 por litro. En Bs. As. la venden a más de $ 3.- A todo esto te agarró una peste que te mató la mitad de las vacas o las crías. Reflexionás: la ganadería me funde, la lechería también. ¿Qué hago? y te pasan el dato: La soja es rentable. Los asiáticos compran todo lo que producimos. A pesar de que el gobierno nos roba nos deja más que la siembra tradicional y los bichos.
Después de muchas horas pensando bajo el ombú, vos qué harías? te vendrías A Bs. As. a ser parte de "los movimientos sociales" o te quedás donde tenés tus raíces y trabajo?
Atte. un peronista verdadero. Producción y Trabajo. Por una Argentina grande, sin ladrones y para todos.

Un peronista verdadero dijo...

vos sos el demócrata kirchnerista? porqué no publicás mi comentario sobre tu nota de las plantaciones de soja? seguro debés apoyar la "ley de radiodifusión", de libertad de expresión, de no censura, de bla bla bla.
Lástima dan, no convencen a nadie...

MOO dijo...

un "..." verdadero: un par de cosas. Primero, nadie me paga para estar al pedo frente a la computadora esperando comentarios, como sí le pagan a otros para que comenten como "anonimos". Segundo, no suelo publicar, es más los rechazo rechazo los comentarios anonimos y por ultimo, que oportunidad de callarte la boca te perdiste con tu ultimo comentario, ademas, que facil es hablar desde ningún lugar no? y si damos lástima a "gente" como vos, me alegra la tarde

Lucho dijo...

No sólo la ruta que une Buenos Aires con Mendoza será todo soja, también la mayoría de las rutas del país, si son ciertas las estimaciones que señalan que el 70 por ciento de la tierra cultivable se destinará al bendito "yuyo".
Para el peronista verdadero: coincido con vos, pero justamente por eso el Estado tiene que intervenir de manera fuerte y decidida para que sea rentable criar ganado, producir leche y trigo. La frustrada 125 era un primer paso en ese sentido. Tardío y tibio, pero paso al fin.
Si el Estado no interviene vamos directo hacia el monocultivo de soja. Es obvio que a los productores no les vamos a pedir que hagan beneficencia produciendo aquello que no es rentable. Pero tampoco podemos dejarlos, como Estado, que nos lleven hacia el monocultivo de soja, con todos los problemas que eso acarrearía.
Saludos.