jueves, 2 de abril de 2009

Justo un dos de abril

Justo un dos de abril.
Lo enterraron un dos de abril coincidiendo con otro entierro, el que él hizo durante todo su gobierno con los veteranos de guerra. Los verdaderos "Héroes de Malvinas" y no esos de la ya famosa Semana Santa de 1987.
Quise simplemente, en esta fecha tan particular, compartir con ustedes unas imágenes que pude escanear de mis recuerdos:


Textualmente dice:

"estos ingleses son tan boludos que no saben lo que les espera. Se creen que acá estamos en bolas y no tenemos nada, pero sabés que lindo es ver bajar un avión sea harriers de pique cuando le pegan con las antiaereas y se van al mar con fuego en la cola"

Esto es sólo un estracto de una de las tantas cartas que recibíamos en aquel 1982 durante el conflicto. Separe esta parte porque vale la pena analizar -en función de la imagen que sigue- como no sólo nosotros en el continente éramos meloneados con la "prensa canalla", sino incluso ellos ahí. Fijense la data del sello postal:


Vista la fecha, es sorprendente el estracto de la carta, no?
10 de junio dice el sello, cuatro días antes de la rendición. Uno se pregunta entonces, podían ser tan hijosderemilputas los mandos que los engañaran de tal manera. Y sí, claro que podían ser así, si muchos de esos mandos, sólo un par de años eran los mismos que chupaban y desaparecían gente. Acá, en este punto, creo que está uno de los grandes dilemas del tema Malvinas.
Como reivindicar, no desde la gesta bélica, a los combatientes de malvinas, cuando entre ellos hay personajes de esa calaña.
Particularmente, yo me cago en eso y desde ese 1982, cada dos de abril y diez de junio rescato a todos los conscriptos que dieron su vida en la guerra como a aquellos que pudieron sobrevivirla.
Lo más importante debería seguir siendo, por los tiempos de los tiempos, rescatar y recordar a esos jóvenes devenidos en hombres por imperio de la circunstancia de manera abrumadora, puesto que ellos y no otros, fueron convidados de piedra a una jugada geopolítica de mierda al sólo efecto de seguir manejando el gobierno. Ni mierda les importaban las Malvinas a esa caterba de mamados e hijos de puta que gobernaban el país.

Por eso, la mejor imágen para cerrar el post, es la que refleja a los verdaderos heroes, a ellos les debemos sumo respeto. Fijensé el orgullo de ese soldado recogiendo el trapo inglés y en el fondo nuestro trapo nacional flameando al viento.

1 comentario:

MP dijo...

Qué recuerdo! Impresionante.
Este día me pega en particular. Muy bueno.
Un abrazo
Mario